¿Cómo afrontar una crisis económica?

Afrontar una crisis económica como la que ha desatado la pandemia de coronavirus presenta numerosos desafíos. Las medidas de aislamiento y confinamiento social y el cierre de fronteras han provocado una caída en la demanda, el colapso del turismo, el derrumbe de la producción y la ruptura de las cadenas de abastecimiento.

Son muchas las medidas de estímulo que impulsan los gobiernos (líneas de crédito, reducción de las tasas de interés, sudsidios de desempleo, sostén económico para los sectores más vulnerables y condonación de deudas, entre otras). A la hora de pensar cómo afrontar una crisis desde el ámbito empresarial, las consecuencias sociales parecen ser la cuestión más compleja.

afrontar una crisis económica

Los datos del mundo del ecommerce hablan a las claras del mundo que se viene.

Afrontar una crisis económica en un contexto incierto.

Los números son poco alentadores. Para el 2020, El FMI proyecta una contracción del 3% en la economía mundial. La recuperación gradual dependerá de las políticas gubernamentales de apoyo y de la capacidad de adaptación de las empresas a esta nueva realidad. En un buen escenario, se espera un repunte del 5,8% para el 2021.

Los efectos de la cuarentena mundial hicieron que numerosas empresas se vieran forzadas a tomar la dramática decisión de reducir su plantilla, los salarios y acotar la jornada laboral. Sin embargo, muchas otras lograron sobrellevar el contratiempo al volcarse a la digitalización. Es decir migrando sus recursos empresariales a la nube.

Winston Churchill afirmaba, un poco ácidamente, que “nunca hay que desaprovechar una buena crisis”. Lo cierto es que muchas empresas exitosas surgieron en plena crisis, porque comprendieron el escenario y supieron atender una necesidad latente. En la manera de afrontar la crisis que ha desatado la pandemia hay un punto crucial: el distanciamiento social promete extenderse por largo tiempo. Esto está moldeando radicalmente el comportamiento de consumidores, clientes y trabajadores.

Digitalizarse para sobrevivir, tres opciones viables.

El boom del Internet 3.0 y las redes sociales no son nada nuevo y de hecho las proyecciones previas a la crisis del Covid-19 ya reflejaban una tendencia en alta de la tecnología de la comunicación y la hiperconectividad. Por citar un ejemplo, el e-commerce creció solo en 2019 un 76%, según el Estudio Anual de Comercio Electrónico que realiza la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) junto a Kantar TNS.

En las última semanas, la adopción de canales digitales entre consumidores y empresas ha crecido de tal manera, que “es como si hubieran transcurrido 3 años en 3 semanas” afirma Gustavo Sambucetti, director Institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en diálogo con Télam. Sin embargo, Sambucetti marca que no todas las empresas, sobre todo las PyMEs, estaban preparadas para esta explosión de ventas online. ¿Qué pueden hacer las empresas para adaptarse a este nuevo escenario?

  • Operar desde la nube.

En este nuevo paradigma hay un protagonista: la Nube es, y será cada vez más, el espacio privilegiado de comercio, gestión, trabajo y contratación para afrontar la crisis. Operar desde la Nube permite un crecimiento digital de nuestro Negocio, ampliando las posibilidades de comercializar nuestros productos y servicios mientras reducimos gastos en recursos, infraestructura, costos operativos y logística.

Desde las plataformas online y tiendas en la nube, pasando por las aplicaciones móviles y el dropshipment, hay muchos modelos que nos permitirán una oferta de nuestros productos las 24 horas, los 365 días del año. La opción por una u otra modalidad dependerá del tipo y volumen de nuestro negocio y de los recursos disponibles.

A nivel gestión, operar desde la Nube nos permite administrar nuestro Negocio de forma mucho más efectiva. Existen soluciones empresariales en línea que nos libran de tareas repetitivas como la carga manual de los registros. Al mismo tiempo, integran los procesos de finanzas, ventas, inventarios y el servicio al cliente de una forma ágil y mucho más precisa, minimizando el error humano. Y podemos disponer de toda la información de nuestro negocio en cualquier momento y desde cualquier lugar, con una simple conexión de Internet.

  • Optar por el trabajo remoto.

La Nube también es el nuevo ámbito donde se desarrolla el trabajo. Para afrontar la crisis, las empresas han tenido que mudar la oficina a casa para resguardar a sus empleados. Tras reacomodarse, están descubriendo que el trabajo remoto o teletrabajo aumenta la productividad, genera un mejor equilibrio vital  y evita el estrés (y el riesgo) de desplazarse en el tráfico de los grandes ciudades. Al mismo tiempo, se reducen los costos operativos derivados del funcionamiento de cualquier estructura de oficinas.

Sin duda, el trabajo remoto conlleva una curva de aprendizaje y el desarrollo de habilidades como la comunicación, la asertividad y la gestión efectiva del tiempo. Pero hay cientos de herramientas a mano para facilitarnos la tarea de trabajar en equipo desde la nube.

  • Apostar a profesionales freelance.

Afrontar la crisis también implica un cambio de mindset con respecto al talento humano. En momentos de escasez, es particularmente importante evaluar la asignación de nuestros recursos. En el desarrollo de nuevos negocios seguramente requeriremos colaboradores para llevar adelante proyectos de digitalización, e-commerce, integraciones, búsqueda de nuevos clientes.

En muchos casos, es probable que contratar personal no sea una opción viable desde el presupuesto. O que la dimensión del proyecto que tenemos que emprender no amerite una nueva contratación.

El mundo del freelancing está pisando fuerte para responder a esta necesidad que comparten por igual las grandes empresas y las PyMES. Existen plataformas de teletrabajo como que reúnen a excelentes profesionales freelance de todas las categorías. Pueden ser un importante aliado a la hora de afrontar un tramo crítico con creatividad.

Para todas las empresas, prescindiendo de su tamaño, afrontar la crisis económica será determinante para mantenerse a flote y superar esta etapa. Entender los nuevos patrones de comportamiento de consumidores, construir una propuesta de valor para nuestros clientes y gestionar con inteligencia y creatividad nuestro Negocio serán los pilares para transformar esta crisis en una oportunidad. Operar desde la Nube es la condición indispensable para lidiar con las nuevas formas consumo, intercambio y trabajo.

Si estás pensando en mudar la operación de tu empresa a la nube, chequeá los recursos de administración en línea de Xubio ahora.

Volver