Home office, el mejor antídoto para el coronavirus

Home office o la estrategia que ya muchas empresas en todo el mundo están aplicando ante la llegada de coronavirus. Para evitar exponer a sus empleados, diversas compañías, en distintos países, están aplicando cambios en su metodología de trabajo. Lo principal: trabajar desde casa gracias a las opciones que brinda la tecnología.

El trabajo remoto puede ser una gran opción en tiempos inciertos como los actuales, donde el mero contacto con una superficie o persona infectada puede representar el peligro de contagio. Claro que hay que ser cautelosos y no sumarse al pánico colectivo. Pero sí resulta interesante aprender de las organizaciones que se adaptan al actual contexto, manteniendo sus equipos de trabajo en actividad, sin que eso suponga ningún tipo de riesgo para el personal.

home office

Home office: trabajar en la comodidad de casa y a salvo de contagiar y contraer coronavirus.

Las empresas que están apostando al home office.

Vivimos tiempos de incertidumbre, los mercados hablan por sí solos: hemos atravesado un lunes negro, el desplome histórico del precio del petróleo y la consecuente caída de las bolsas de todo el mundo. Por ello muchas compañías están quedando del lado perdedor en la balanza.

El virus COVID-19 ya ha infectado a 97.000 personas en todo el mundo, la gran mayoría se encuentra en China, sitio donde se originó. Pero en Estados Unidos, con 148 casos confirmados y 10 muertes, muchas empresas comenzaron a aplicar protocolos especiales para proteger a sus equipos de trabajo.

Ir a la oficina supone un riesgo, pese a los cuidados que cada persona pueda tener. Esto lo tienen muy claro en Seattle donde las compañías tecnológicas más destacadas del sector ya están implementando el trabajo remoto como herramienta para combatir la pandemia.

El caso de King County.

Uno de los casos más alarmantes en Estados Unidos es el del condado de King, cuya sede es la ciudad de Seattle, en el estado de Washington. Allí se reportaron 31 casos de coronavirus y nueve muertes a causa de la enfermedad. Por ello, el condado recomendó a sus más de 2 millones de residentes la implementación del home office. El objetivo de la medida es ayudar a detener la propagación de la enfermedad en el área.

Así fue que desde Amazon decidieron informar a sus empleados con sede en Seattle que la recomendación es trabajar desde casa hasta finales de marzo. Esto tuvo lugar luego de que desde la empresa confirmaran que uno de sus trabajadores en la región quedó en cuarentena, ante la posibilidad de padecer el nuevo coronavirus.

Facebook es otra de las gigantes tecnológicas que decidió cerrar sus oficinas en la región, luego de que uno de sus trabajadores también diera positivo. Desde la compañía se instó a la plantilla de 5.000 empleados de la zona a trabajar desde sus hogares, al menos  hasta el 31 de marzo. Aunque la recomendación no se restringe a ese lugar, ya que la empresa aconsejó a todo el personal del Área de la Bahía a trabajar desde casa, con el objetivo de minimizar el riesgo de propagación de COVID-19.

Lo mismo ocurre con Microsoft, que a través de un comunicado destinado a sus empleados en Seattle y San Francisco, indicó que durante todo el mes de marzo la modalidad de trabajo sería a través de la nube en forma remota. El caso de Twitter va más allá de las fronteras de Seattle, porque además de instar a todos sus trabajadores de la región a trabajar desde casa, Jack Dorsey, CEO de la compañía, afirmó que extenderá la recomendación a sus empleados en todo el mundo. Por otro lado, desde la empresa cancelaron todos los viajes y eventos no críticos de los trabajadores.

En Latinoamérica, MercadoLibre Argentina estableció que todos los empleados que vuelvan de sus vacaciones o se encuentren actualmente de viaje, tendrán que hacer home office de forma obligatoria. Mientras que desde la empresa evalúan la posibilidad de que toda su plantilla o, al menos buena parte de ella, trabaje desde casa si la situación se agrava.

Coronavirus: el desafío de seguir operando pese a la crisis sanitaria.

Frente al actual escenario de crisis sanitaria a nivel global, las compañías tienen el desafío de seguir trabajando, de no detener sus operaciones y continuar el ritmo de producción, para hacerle frente a la incertidumbre que se presenta hoy en los mercados. Por ello, en este contexto, el home office se presenta como una opción ya no sólo creativa, sino, sobre todo, como la única posible para mantenerse a flote.

No todos los sectores pueden darse ese lujo, teniendo en cuenta que aún hoy, y sobre todo en Latinoamérica, muchas de las actividades económicas que se realizan dependen de la presencia física de los empleados en las empresas. Sin embargo, como pudimos ver, las compañías que de algún modo se vinculan al área de tecnología pueden implementar estos protocolos especiales y contribuir a la reducción del riesgo de propagación del virus.

Hay una clave para que esto ocurra: ecosistemas de trabajo en la nube. Las compañías de tecnología son pioneras en este sentido, ya que su modelo de negocio, en donde las aplicaciones y herramientas que brinda internet son sus principales recursos, forman parte del día a día de los empleados.

Esta puede ser una excelente oportunidad para embarcarse en la implementación de un ecosistema de trabajo propio en la nube. Donde se puedan asignar tareas, disponer de material para cumplir con los objetivos, entregar el trabajo, obtener feedback y todo ello en un entorno online que garantice la interacción continua entre los miembros de la compañía.

El home office se plantea sí como una opción creativa para adaptarse a la crisis sanitaria actual, pero también como un modelo de trabajo para que las compañías se proyecten a futuro.

home office

E-commerce, servicios de streaming y envíos, en auge por la cuarentena.

El mundo online cobra un nuevo impulso.

En algunos grupos de WhatsApp hay quienes piden recomendaciones de series, películas o incluso actividades para hacer en casa. Poco a poco,  el COVID-19 se ha instalado en todas las conversaciones y muchos ya se preparan para hacerle frente a uno de los efectos colaterales de esta pandemia: el aislamiento.

Ante este panorama el mundo online está cobrando un nuevo impulso. Entre los ganadores se encuentran nombres de empresas del entretenimiento en el hogar como Netflix o Activision en el segmento de videojuegos. Las personas deben permanecer en sus viviendas y por ello buscan formas de entretenerse.

Pero además de ello, otro fenómeno asociado a quedarse en casa es el de las compras por internet. Este es el momento de las tiendas online. ¿Por qué salir de nuestro hogar si tenemos la posibilidad de ordenar lo que necesitemos desde el móvil y recibirlo en la comodidad de nuestra vivienda?

Bajo esta lógica, y ya no sólo por comodidad, sino principalmente por seguridad, es que las tiendas online tienen una gran oportunidad frente a sus ojos. El desafío está en poder satisfacer la demanda en tiempo y forma e incorporar nuevas herramientas para agilizar la gestión y entrega de los pedidos.

En resumen, el coronavirus ha planteado una crisis concreta a nivel global, sin embargo, dentro de las dificultades que representa esta situación, todavía hay oportunidades para las empresas que sepan adaptarse al contexto y encontrar soluciones creativas. Trabajar desde casa, es una de ellas.

Si necesitas implementar medidas para proteger tu emprendimiento y equipo y esta información te resultó útil, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver