Tecnología y cuarentena, aliados incondicionales

El confinamiento provocado por el brote de coronavirus dejó en evidencia más que nunca el potencial y la transcendencia de las herramientas digitales. Aumento del tráfico web, del tiempo de streaming y de descargas de aplicaciones, hablan a las claras de la tecnología y cuarentena, han resultado ser aliados inesperados.

En un escenario de crisis generalizada, este rubro fue uno de los pocos que aumentó sus ventas y se posicionó como un sostén fundamental de la actividad productiva y económica. Por si esto fuera poco, las perspectivas a futuro son todavía más concluyentes: la tecnología digital seguirá extendiéndose a la mayoría de las áreas de la vida humana y se volverá imprescindible en prácticamente todos los ámbitos.

Streaming pago y gratuito, el gran ganador.

Tecnología y cuarentena, ventas en alza.

En un contexto global de recesión y de baja actividad económica, unos pocos sectores incrementaron sus ingresos y se convirtieron en los “grandes ganadores” del coronavirus. Además de los rubros médico, farmacéutico y alimenticio, los relacionados con las tecnologías digitales también se vieron favorecidos por la pandemia.

Por ejemplo, la necesidad de trabajar en forma remota disparó la venta de notebooks y las compañías que proveen entretenimiento, video-transferencias o educación a distancia aumentaron sus ganancias.

Netflix tuvo una suba del 15 por ciento en su valor accionario y del 18 por ciento en las búsquedas. Para Disney+ el crecimiento en este último punto fue del 43,5 por ciento y para HBO del 24 por ciento. Zoom, la plataforma de videoconferencias empresariales, incrementó en 10 millones sus visitas mensuales y registró un aumento del 43 por ciento en las descargas en comparación al año anterior.

K12, dedicada a la educación online, subió su cotización en un 19 por ciento. Slack, la plataforma de mensajería empresarial, amplió su volumen de búsqueda en un 71 por ciento. Esta tendencia en alza se replicó en el resto de las compañías y emprendimientos del sector.

Cada vez más digitalizados.

El vínculo entre tecnología y cuarentena a pesar de ser una sorpresa, a fin de cuentas llegó para demostrar una tendencia previa. Esto simplemente aceleró los tiempos de implementación de la digitalización a gran escala, en sectores que venían rezagados. En el corto plazo se espera que la demanda de servicios de software destinados al teletrabajo y a las reuniones virtuales siga creciendo debido a la cuarentena.

Lo mismo todo lo relacionado con la educación a distancia y el entretenimiento digital, como las consolas de videojuegos y las plataformas de streaming.  Sin embargo estos no serán los únicos rubros tecnológicos que continuarán desarrollándose. Por el contrario, la tendencia apunta a una extensión de las digitalización a todos los ámbitos de la sociedad.

Sector con menos impacto de desempleo.

La tecnología y cuarentena no son solamente socios en el momento de servir a consumidores y usuarios. Naturalmente la mayor demanda de contenidos lleva a fortalecer un sector que ya se ha probado casi inmune a simbronazos económicos.

Dos de las principales consecuencias de la paralización de las actividades  fueron el cierre de empresas y el despido de trabajadores. En Estados Unidos, por ejemplo, más de 17 millones de personas solicitaron un subsidio de desempleo en las últimas tres semanas, lo que marcó un récord sin precedentes en la historia de este país.

Si este escenario se mantiene, los analistas creen que la tasa de desempleo, que se sostenía en alrededor del 3,5 por ciento, superará el 15 por ciento. Una situación similar se vive en el resto del mundo. Dentro de este panorama desalentador, el de la tecnología digital es uno de los pocos sectores en los que la caída del trabajo está teniendo poco impacto.

Pero a pesar del panorama desalentador, continúa habiendo demanda de profesionales especializados en cloud computing, Big Data, Internet de las Cosas (IoT), web 2.0, inteligencia artificial y ciberseguridad. A futuro incluso se estima que la solicitud de expertos en este tipo de tecnología aumentará y se volverá indispensable para cualquier empresa, sin importar el rubro al que se dedique.

La demanda de contenidos no hace más que fortalecer una industria en pleno auge.

Digitalizarse o pasar al olvido. 

Frente a la crisis desatada por el Covid-19, a muchas compañías solo les queda barajar de nuevo y reinventarse. Para ellas la digitalización dejó de ser una opción y se transformó en una necesidad imperiosa para sobrevivir. La tecnología y la cuarentena están forzando a tope el uso de la conectividad, cambiando la forma de trabajar, de producir, de vender y de consumir.

El acceso a datos en gran escala, los servicios de almacenamiento en la nube y el comercio electrónico son algunos de los nuevos caminos que plantea el mundo digital.  Hoy más que nunca la inversión en este sector debe ser una prioridad para cualquier empresa. De lo contrario, aquellos emprendimientos que no se adapten a esta nueva realidad no podrán competir y quedarán en el camino.

La situación inédita a nivel social, económico y sanitario generada por el COVID-19 también puede servir como impulso y punto de partida para hacer crecer a nuestro negocio. En ese contexto, algunas de las acciones indispensables para volvernos más digitales son:

  • Mudar el negocio a la nube, para tener un fácil acceso a la información y trabajar en forma más flexible.
  • Actualizar la web y activar la venta online. En caso de que no cuentes con muchos recursos puedes recurrir al “drop shipment”, una alianza con una empresa mayorista que se encargue del envió y la reposición del stock.
  • Simplificar la infraestructura y tercerizar todos aquellos servicios que no sean propios del negocio, como los relacionados con los equipos informáticos y las soluciones financieras.
  • Usar las redes sociales para promocionar productos, conversar con la audiencia y fidelizar y captar clientes.
  • Invertir en el análisis de datos (Big Data) para reducir costos y encontrar nuevas oportunidades de negocio.
  • Generar aplicaciones móviles novedosas, útiles y de fácil acceso para llegar a más gente.
  • Capacitar a los empleados en el uso de nuevas tecnologías.
  • Asociarse a plataformas digitales y ecosistemas innovadores consolidados para impulsar el negocio.

Si este artículo te resultó útil, no olvides compartirlo en tus redes sociales.

Volver