Feria fiscal y coronavirus, cómo afecta a las PyMEs

Hace varias semanas el coronavirus dejó de ser un problema regional y sumió al mundo en una crisis global sin precedentes. Además de la ya compleja situación sanitaria, como consecuencia de la parálisis en las actividades la pandemia está afectando seriamente a la economía, dejando secuelas en todos los sectores.

Frente al panorama incierto y los reportes negativos de las bolsas del mundo,  varios países incluida la Argentina, han decidido implementar una feria fiscal para minimizar el impacto de la pandemia, sobre todo en empresas medianas.

feria fiscal pymes coronavirus

El cese de actividades está impactando de lleno en industrias de todo tipo.

¿Qué es una feria fiscal?

En el caso de Argentina, se le llama feria fiscal a la medida impuesta por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que implica la extensión de todos los plazos procedimentales en materia impositiva, aduanera y de la seguridad social. En ese marco, ante a un requerimiento administrativo del organismo, no se computarán los días hábiles comprendidos entre el 18 y el 31 de marzo de 2020.

De esta manera, si una empresa o contribuyente recibió un aviso para presentar una determinada información o responder a un oficio, la fecha de vencimiento no computará ese período y se correrá para más adelante. Esto incluye multas, descargos, sumarios, citaciones, intimaciones de pago, clausuras y requerimientos de fiscalización, entre otros trámites. Además, hasta el 30 de abril se suspendieron los embargos y otras medidas cautelares para PyMES.

Sin embargo, la feria fiscal no contempla ninguna modificación ni prórroga sobre los vencimientos de los impuestos. Además, durante ese período la AFIP no suspenderá sus acciones y continuará realizando operativos, imponiendo multas y dictando actos administrativos, entre otras tareas.

Por ejemplo, en caso de resoluciones firmes, el organismo puede efectivizarlas incluso durante el período de la feria fiscal. Por otro lado, si efectúa una notificación, la misma se tomará como llevada a cabo el 3 de abril, que es el primer día hábil luego del plazo de finalización de la feria fiscal. De igual modo, los plazos de respuesta a estos procedimientos también comenzarán a regir a partir de esa fecha.

Otras medidas tomadas por el gobierno.

 Además de la feria fiscal, el gobierno puso en marcha otras iniciativas con el objetivo último de reducir los daños que pueda llegar a generar la desaceleración económica producida por la pandemia del COVID-19.

Esta semana se estableció un pago de 10 mil pesos en abril para trabajadores informales y monotributistas clases A y B afectados por la cuarentena que no tengan otro tipo de ingresos. Anteriormente se anunció que los jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo recibirán un bono de $ 3.000, mientras que a los que perciben menos de $ 18.892 se les pagará la diferencia hasta alcanzar ese monto.

Por otra parte, se otorgó un pago extra de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de la Asignación Universal por Embarazo (AUE) de $ 3.100, y se establecieron precios máximos para una serie de alimentos, medicamentos y productos de higiene personal.

La meta: proteger a las PyMEs.

Más allá de estas medidas, hay otros sectores que están siendo fuertemente afectados por la cuarentena obligatoria y que aún no fueron contemplados por la ayuda gubernamental. Entre ellos se encuentran muchas pequeñas y medianas empresas dedicadas al comercio, las cuales no están teniendo ingresos como consecuencia de la cuarentena y deben afrontar el pago a empleados, proveedores y a la propia AFIP.

Entre los rubros que más están sufriendo esta situación se encuentran los de indumentaria, calzado, electrónica, electrodomésticos, decoración, bares, restaurantes, joyería, jugueterías, tiendas de cotillón y regalos, peluquerías, librerías, mueblerías, organizadoras de eventos, medios de transporte y los relacionados con el turismo. También compañías que tienen parada su producción y la comercialización de sus productos.

Desde el gobierno anunciaron que durante la próxima semana lanzarán un nuevo plan para PyMES afectadas por la cuarentena, quienes también recibirán asistencia estatal. Entre las medidas esperables se encuentran la ayuda para abonar los sueldos de los trabajadores; la suspensión de impuestos, cargas sociales y del corte de los servicios públicos por falta de pago; la refinanciación de las deudas con los bancos y el aplazamiento en el pago de créditos.

feria fiscal pymes coronavirus

Italia junto con España y Alemania, se suman al frente de países europeos que modificarán temporalmente su régimen fiscal.

Qué están haciendo los otros países.

Frente a la crisis, la mayoría de los países están tomando medidas para contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía. Estos son algunos ejemplos:

 Estados Unidos.

  • Lanzó un estímulo fiscal de más de US$ 1 billón que incluye la prórroga del pago de impuestos por 90 días y un bono de mil dólares a trabajadores para incentivar el consumo.
  • Suspendió las ejecuciones de hipotecas y el despido de inquilinos hasta fines de abril.
  • Redujo las cargas sociales y las tasas de interés a casi cero.

Reino Unido.

  • El gobierno respaldará préstamos por US$ 400.000 millones a empresas afectadas por el coronavirus.
  • Suspendió el pago de hipotecas por tres meses y ofrecerá exenciones tributarias por un año.
  • Brindará subvenciones a pequeñas empresas y ayudará a pagar salarios.

España.

  • Utilizará cerca de un 20 por ciento del PBI para mitigar los efectos de la pandemia.
  • Ofrecerá avales a las empresas más afectadas y ayuda financiera para los trabajadores independientes y las familias carenciadas.
  • Se estableció una moratoria en el pago de hipotecas y se suspendieron los cortes de servicios básicos.
  • Las PyMes y los trabajadores autónomos tendrán una prórroga de 6 meses en el pago de impuestos.

Italia.

  • Ofrecerá ayuda financiera a empresas y trabajadores autónomos afectados.
  • Otorgará más subsidios a los desempleados.
  • Suspendió temporalmente el pago de las hipotecas y redujo los impuestos.
  • Prohibió los despidos por dos meses.
  • Dará permisos laborales a trabajadores con hijos a cargo y bonos para aquellos que no puedan desempeñar sus tareas desde sus hogares y deban contratar niñeras.

Alemania.

  • Concederá créditos sin un tope máximo, financiación pública y otras ayudas a las empresas.
  • Prorrogó el pago de impuestos.
  • Financiará hasta el 60% de las horas perdidas por los trabajadores de empresas como consecuencia de la pandemia.

 

Brasil.

  • Inyectará cerca de US$ 30.000 millones a la economía, que serán destinados a ayudar a la población más carenciada, jubilados y pequeñas y medianas empresas.
  • Suspendió el pago de ciertos impuestos por tres meses.

Perú.

  • Aprobó un bono excepcional para familias en situación de vulnerabilidad como consecuencia del coronavirus.
  • Prorrogó las presentaciones y pagos de Declaraciones Juradas de impuestos a la renta para contribuidores y mini PyMEs.

Debido a que aún no se puede prever la duración de la crisis, es difícil para los gobiernos estimar cuánto dinero pueden emplear para atenuar sus consecuencias en el corto plazo. Si la pandemia continúa por varios meses, será sumamente desafiante para muchos estados mantener a flote sus presupuestos fiscales, por lo que deben prepararse para enfrentar todos los escenarios posibles. Las acciones que implementen dependerán en gran medida de la velocidad en que la enfermedad siga expandiéndose y el tiempo que demore en ser controlada.

Si esta información te resultó útil, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver