Ciberseguridad en cuarentena, cómo protegerte

El aislamiento preventivo por la pandemia del Covid-19 ha hecho millones se vuelquen al teletrabajo y los sistemas de informáticos en general. Computadoras, tablets y celulares son, hoy en día, una oficina virtual, el aula de estudio de muchos alumnos, el medio por el se entretiene y hasta mantiene contacto con familiares y amigos. El aumento de tráfico en línea suma nuevos usuarios y viejas prácticas fraudulentas, combinación letal para la ciberseguridad en cuarentena.

Por ahora, no se puede ir al banco para hablar con el oficial de cuenta, sino que se pide un turno a través de la web o se envía un mail con información confidencial. Tampoco se va al súper a hacer las compras mensuales sino que muchos optan por hacer pedidos a través un portal web y pagando con la tarjeta de crédito. Al aumentar las horas frente a la computadora, también aumentan las amenazas on-line.

ciberseguridad en cuarentena

Los datos personales vitales en caso de estafa.

¿Qué es la ciberseguridad?

También conocido como seguridad tecnológica o informática, la ciberseguridad trata sobre la protección de las computadoras, celulares o tablets. Apuntando fundamentalmente a salvaguardar sus servidores, información y redes. Por lo tanto, la principal función de la ciberseguridad es proteger los sistemas electrónicos de posibles ataques maliciosos.

La ciberseguridad busca detener los siguientes delitos:

  • Cibercrimen: son ataques destinados a obtener ganancias financieras. Puede tratarse del robo de códigos de acceso bancario o utilizar la máquina como un “host” (huésped) para enviar campañas de spam, promoción de productos u operaciones de chantaje.
  • Ciberguerra: En este caso, el atacante busca recopilar información importante y, por lo general, tiene una motivación política. Los blancos de este tipo de delito son los sistemas financieros, bancarios, de comunicación o militar.
  • Ciberterrorismo: Su propósito es comprometer los sistemas informáticos para generar caos o pánico. Un ejemplo de un ciberataque es el hackeo que ocurrió en 2016 a redes sociales como Twitter o diferentes proveedores de servicios como Spotify o Amazon.

Muchos de estos ataques se producen a partir de un virus, un gusano, spyware o troyanos y un ejército de hackers detrás de ellos a la busca de un punto débil. Los virus y gusanos tienen la cualidad de autoreplicarse y causan daños en los sistemas. Mientras que los spyware y los troyanos se utilizan para la recopilación de información confidencial de la máquina infectada.

ciberseguridad en cuarentena

Equipos de todo tipo son eventualmente vulnerables a software malicioso.

Posibles atacantes a la ciberseguridad en cuarentena.

Es importante saber por dónde se puede recibir un ciberataque para poder prevenirlo o reforzar la ciberseguridad en cuarentena. Por esta razón, es necesario enumerar dónde se hallan los riesgos potenciales.

  • Redes sociales: Descargar archivos de procedencia no verificada desde What´s App, Facebook, Instagram, twitter o cualquier otra cuenta, los archivos pueden ser posibles ciberataques encubiertos.
  • Entrar a un correo corporativo desde un celular o utilizando redes de Wifi pública. Se puede exponer a un hackeo al usar la mensajería instantánea o compartir archivos desde el celular.
  • Pishing: se trata de un estafador que se presenta como representante de una empresa con una aparente comunicación oficial (mediante un correo electrónico o mensaje de texto). La idea de esta modalidad de ciberataque es robar información (datos personales o bancarios) o instalar un malware.
  • Link malicioso o páginas falsas: En este caso se trata de páginas web maliciosas creadas especialmente para realizar una ciberestafa.  Por ejemplo, se encontraron páginas donde se publicita que se da información sobre el coronavirus, pero al entrar a la web se trata de una fachada para instalar una aplicación o robar información.

Para poder evitar estos ciberataques, se debe prestar atención a realizar compras solamente en los negocios oficiales, no dar información confidencial a través de e-mails o redes sociales y no descargar archivos que no sean de suma confianza.

¿Cómo proteger los datos?

Para reforzar la ciberseguridad en cuarentena, se recomienda tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Mantener actualizado los sistemas y softwares. Descargar las actualizaciones mantendrán los servicios al día para hacer frente a nuevas amenazas.
  • Tener un antivirus o spamware actualizado en los dispositivos que se utilizan.
  • Asegurarse de visitar sitios seguros. En la parte superior del buscador se indica si la página es segura o no. Otra forma de saber que no estamos frente a una web falsa es porque su dominio empieza con https://.
  • No utilizar las mismas claves para mail, redes sociales o servicios. En lo que respecta a claves, siempre se recomienda mezclar letras (mayúsculas y minúsculas), números y signos para que las claves sean lo más seguras posible.

Además, para recordar todas las claves se sugiere utilizar una aplicación para guardarlas que son más seguras que anotarlas en un archivo o en un papel.

  • Utilizar accesos de wi-fi seguros y que no sean públicos.
  • Si se trabaja en red, utilizar una red privada y segura (VPN). Además, se recomienda aplicar diferentes factores de autenticación.
  • No entrar a enlaces sospechosos. Prestar atención a los correos o las páginas web, si se sospecha del nombre porque sobra una letra o hay alguna modificación en ls denominación de la marcas, es preferible verificar esa cuenta antes de abrir cualquier archivo. Es posible que se esté frente a un caso de una página maliciosa.
  • No responder la solicitud de datos mediante emails o mensajes de texto. Las entidades bancarias u organismos nunca solicitan los datos de tarjetas de crédito por estas vías.
  • Contar con un filtro de spam para el correo.
  • Analizar todos los archivos que se reciben vía email antes de abrirlos. De esta forma se sabrá antes de abrir si el archivo recibido es seguro.
  • Hacer un backup de la información en un disco externo o nube. Esto facilitará la recuperación de datos ante una eventual pérdida.
  • Asegurarse conocer a todos los involucrados en una conferencia en Zoom, skype o cualquier otro servicio de video-llamados.
  • No descargar ninguna película o serie que sea gratis.

Si esta información acerca de ciberseguridad en cuarentena te resultó útil, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver