Tecnologías disruptivas: cómo usarlas en nuestro negocio

Cuando surgen transforman los mercados y cambian todo para siempre. Se trata de las tecnologías disruptivas que hoy podemos convertir en grandes aliadas. En los últimos años la frecuencia de los cambios tecnológico se ha acelerado hasta tal punto que las empresas tienen que renovarse y renovar su proceder casi cada temporada.

Normalmente son pequeños cambios o adaptaciones, pero en ocasiones aparece una innovación que deja obsoletos los mecanismos anteriores. Esto es lo que se conoce como “tecnología disruptiva”. Incorporar la innovación disruptiva lleva trabajo y muchas veces se manifiesta varios años después. Sin embargo, en el mundo actual es sumamente importante que los emprendimientos se adapten a la realidad digital. Ignorar estos cambios y dejar de integrarlos al negocio puede ser un paso grande hacia el fracaso.

La realidad aumentada nos permite proyectar imágenes tridimensionales en cualquier superficie, en tiempo real. (Fuente: Unsplash).

Las tecnologías disruptivas son las que han permitido la creación y desarrollo de nuevos modelos de negocio. Inteligencia Artificial, robótica, realidad virtual y aumentada son algunos ejemplo de estas innovaciones. Si quieres crecer en tu emprendimiento te invitamos a seguir leyendo y saber cómo aplicar tecnologías disruptivas en tu negocio:


¿Cuáles son las tecnologías disruptivas?

De acuerdo con la Fundación de la Innovación Bankinter, las tecnologías disruptivas de la actualidad son las siguientes:


Inteligencia Artificial (AI).

La inteligencia artificial (AI) es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para el uso de la información), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección.

El predictivo de Google, los contenidos que se reciben por redes sociales, o la ofertas puntuales de un portal de ventas son todos ejemplos de Inteligencia artificial, ya que funcionan mediante la recaudación de datos para darle al usuario exactamente lo que le agrada o buscaba. Dentro de los próximos años se espera que el perfeccionamiento de esta tecnología alcance casi todos los aspectos de la vida y sobre todo de las empresas.

Internet de las Cosas (IoT).

La próxima generación de redes de telecomunicaciones (quinta generación o 5G)  comenzó a llegar al mercado a finales de 2018 y continuará expandiéndose en todo el mundo.

Más allá de la mejora de la velocidad, se espera que la 5G desate un ecosistema masivo de IoT (Internet de las cosas) donde las redes pueden satisfacer las necesidades de comunicación de miles de millones de dispositivos conectados, con las compensaciones correctas entre velocidad, latencia y costo.

¿Cómo impacta esta tecnología disruptiva en la vida cotidiana? IoT conecta los dispositivos a Internet o a otros aparatos, para que puedan realizar nuevas funciones, como por ejemplo controlar una aspiradora inteligente o un vehículo autónomo. Por lo tanto, Se refiere a los miles de millones de dispositivos físicos en todo el mundo que ahora estarán conectados, recolectando y compartiendo datos.

Realidad virtual y aumentada.

La real virtual (VR) permite a sus usuarios sumergirse por completo en un mundo virtual. Esto quiere decir que permite simular una experiencia sensorial completa dentro de un ambiente artificial sin ver nada de lo que hay en el exterior. Para poder acceder a este mundo virtual es necesario utilizar unas gafas especiales y unos auriculares.

Por su parte, la realidad aumentada (AR) se diferencia del resto por ser en la se complementa el entorno real con objetos digitales. En este caso, el usuario podrá ver a su alrededor pero el ordenador del equipo que se lleve frente a los ojos podrá reproducir sobre este entorno objetos, animaciones o datos que realmente no están ahí.

Los “robots” ya están entre nosotros, en forma de algoritmo. (Fuente: Unsplash).

Chatbots.

Es usual al entrar a una página web que se abra una ventana de un chat preguntando si se necesita asistencia. Ese es un chatbot! un programa que utiliza inteligencia artificial y que puede realizar tareas por su cuenta sin ayuda de ningún ser humano. En la actualidad existen dos tipos diferentes de chatbots:

  • Dumb Chatbots. Tienen un funcionamiento sencillo basado en una serie de patrones. Para cada palabra, frase o pregunta que el usuario escribe o dice, el chatbot tiene programada una respuesta determinada. Esto implica que solo puede responder a las palabras o frases que tenga registradas. O sea, que es como un mecanismo de reacción ante una palabra “clave”.
  • Smart Chatbots. Este tipo de chatbots tienen capacidad para actuar simulando el comportamiento humano y pueden mantener conversaciones mucho más fluidas que un contestador automático. Además, aprenden tras cada conversación sobre nuestros gustos o preferencias, lo que les permite tomar mejores decisiones en conversaciones futuras.

El objetivo de esta tecnología disruptiva es conseguir que la comunicación de las empresas con sus clientes sea eficiente. Una de sus ventajas es que, a diferencia de las aplicaciones, no es necesario descargarlos ni actualizarlos, y no ocupan espacio en la memoria del teléfono. Además, el coste es bajo y están activos las 24 horas del día, 7 días a la semana

Con esta innovación se puede desde hacer reserva en un restaurante hasta fijar una fecha en el calendario, entre otras muchas opciones. Una de las principales características es que cualquier desprevenido pensará que está hablado con otro ser humano. Esto es de vital importancia si quieres brindar un servicio de soporte al cliente de calidad.

¿Cómo puedo identificar oportunidades disruptivas para aplicar en un negocio?

Si una empresa ya establecida quiere fomentar la innovación y la tecnología disruptiva, lo primero que debería hacer es crear una unidad independiente y paralela a la compañía que esté enfocada en este objetivo, que tenga sus propios recursos y prioridades. De esta forma, la parte principal de la empresa puede seguir enfocándose en las ventas o servicios que brindan. Por lo tanto, el primer paso sería crear espacios donde pueda florecer la innovación disruptiva

El paso siguiente sería estar en contacto frecuente con las personas importante de tu empresa, con el mercado, el público y observar la competencia. Para encontrar oportunidades de innovación disruptiva, el emprendedor o empresario debe preguntarse qué le falta a los clientes ¿Qué problema enfrenta el consumidor que no puede resolver adecuadamente?

Una vez que la empresa haya encontrado el problema, pueden buscar una forma diferente y simple de saciar esta necesidad. Para esto puedes crear grupos de enfoques multidisciplinarios.

Si estás pensando en revolucionar tu empresa o emprendimiento y esta información te resultó útil, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver