Síndrome del burnout: qué es y cómo evitarlo

síndrome del burnout

Mucho más que un término que se puso de moda, el síndrome del burnout tiene consecuencias severas en la vida de miles de personas trabajadoras. Se le suele atribuir especialmente a los empleados en relación de dependencia pero, en realidad, cualquiera que realice una actividad laboral puede padecerlo. Descubrí qué es y cómo evitarlo. ¡Seguí leyendo!

Cuando apareció el síndrome del burnout se lo asimilaba a un problema individual que requería de un tratamiento terapéutico o técnicas como la meditación y el Yoga. Era algo que se le atribuía de forma exclusiva a la persona y, por lo tanto, el rol de la empresa quedaba en un segundo plano. 

En 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a este síndrome como fenómeno ocupacional y el enfoque cambió por completo. Ahora entendemos que no se trata de un hecho aislado y algo que solo le pasa a un único trabajador en el equipo.

El síndrome del burnout es, ante todo, el síntoma de que algo no está funcionando de manera adecuada en la empresa. Por lo tanto, exige revisar las prácticas vinculadas a la gestión del talento para tratarlo.

Síndrome del burnout: qué es y cómo evitarlo

¿Qué es el síndrome del burnout?

Conocido popularmente como síndrome del quemado o síndrome de agotamiento laboral, el burnout es un fenómeno ocupacional. Así lo define la OMS y esta conceptualización es fundamental porque sirve para sacarle la etiqueta de “condición médica” que durante mucho tiempo se le atribuyó.

Esto quiere decir que no se trata de una enfermedad, aunque provoque que los trabajadores busquen atención en el servicio de salud. Sino de un síndrome que se origina por las condiciones laborales en las que desarrolla su actividad el talento.

Así, según la definición de la OMS, el burnout es un síndrome que surge como resultado del estrés laboral crónico que no se manejó con éxito.

Este fenómeno se caracteriza por tener presente tres dimensiones:

  • Agotamiento de la energía.
  • Sentimientos negativos relacionados con el trabajo.
  • Reducción de la eficacia profesional.

Por último, la Organización aclara que el agotamiento se refiere específicamente a fenómenos en el contexto ocupacional y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida.

En resumen, el agotamiento laboral ocurre cuando los empleados mantienen altos niveles de estrés durante demasiado tiempo. Quizás tengan un volumen de tareas muy elevado. Tal vez su líder de equipo es autoritario o tiene expectativas poco realistas. O también puede ser que los trabajadores no tengan acceso a las herramientas adecuadas para realizar su trabajo y esto les genere una sobrecarga mayor.

Cualquiera de estas situaciones puede generar estrés laboral y, si no se resuelve adecuadamente y se sostiene en el tiempo, puede desencadenar en el síndrome de burnout.

¿Cómo surge el Síndrome del Burnout?

Ahora que ya sabés qué es el síndrome del Burnout y antes de hablar de las medidas para evitarlo en tu equipo es importante conocer cómo surge este fenómeno. Es decir, cuáles son las situaciones que contribuyen a que en el entorno laboral aparezcan síntomas de burnout entre los trabajadores.

A partir de un estudio realizado por el portal de empleos Bumeran se determinó que los argentinos encabezan el listado de trabajadores latinoamericanos con síndrome de burnout. Un 80% asegura que sufre de agotamiento laboral

Uno de los factores que sobresale de este informe es la sobrecarga de trabajo. Porque el 53% del talento del país admite que trabaja más horas de lo que dura la jornada laboral.

Esto, en gran medida, es una herencia de la pandemia. El auge del trabajo remoto en empresas que no estaban listas para migrar a esta modalidad laboral produjo, en muchos casos, esta sobrecarga.

Porque para los líderes de equipo sin experiencia en la gestión de personal a distancia, se tornó todo un desafío poder garantizar la productividad del equipo. Por ello, en ciertos casos, se equivocó el camino exigiendo por demás a los trabajadores.

En otros casos, organizar la carga laboral y la vida personal también supuso aprender una nueva forma de vida. Y en Latinoamérica el 51,4% asegura no haberlo conseguido, lo que provoca altos niveles de estrés y con ello, agotamiento.

Aun así, muchas organizaciones tuvieron resiliencia y pudieron salir adelante y mejorar sus procesos.  Sin embargo, el burnout sigue siendo una realidad.

Lo que pasa con este fenómeno es que nació mucho antes de la crisis sanitaria. ¿Entonces? ¿Cuáles son los factores que hacen que un equipo corra más riesgos de presentar síntomas de burnout?

qué es el síndrome del burnout

Factores que pueden desencadenar el burnout

Algunas de las malas prácticas que contribuyen a la aparición de casos de burnout en una empresa son:

  • Sobrecarga laboral. Asignar más tareas de las que el talento puede manejar.
  • Horarios de trabajo demasiado rígidos. La jornada de 9 a 18 sigue vigente en muchas empresas, pero es la opción menos compatible con la vida actual de los trabajadores. Lo que puede producir un desequilibrio entre lo laboral y personal.
  • Mal clima de trabajo. Los ambientes laborales hostiles son más propensos a dar como resultado más casos de estrés y agotamiento laboral.
  • Tareas inadecuadas para las competencias del colaborador. Esta es una forma poco realista de exigir a un empleado. Consiste en asignarle tareas y responsabilidades que simplemente no son acordes a sus habilidades y conocimientos.
  • Falta de apoyo de parte de la empresa. Esto se puede ver reflejado de muchas formas pero, sin dudas, la más evidente es cuando la empresa no le provee a los trabajadores las herramientas adecuadas para hacer su trabajo de la mejor manera posible. También puede darse como falta de escucha.
  • Falta de comunicación. Hay muchos ejemplos, en este caso, pero uno de los más comunes suele darse cuando se toman decisiones que influyen en la vida laboral del personal y no se considera su opinión antes de decidir.
  • Objetivos poco claros. Cuando un trabajador no sabe qué se espera de su trabajo es muy difícil comprometerse con los resultados. Al mismo tiempo, no tener un rumbo claro provoca confusión, lo que a su vez puede generar ansiedad y estrés.

Medidas para prevenir el síndrome del burnout en tu empresa

No hay dudas de que evitar todos y cada uno de los factores anteriores es fundamental para mantener el síndrome del burnout lejos de tu equipo, pero ¿cómo hacerlo?

Lo primero es tener en cuenta que no existe una fórmula que funcione para todos igual. Prevenir el agotamiento laboral en tus colaboradores exige una tarea de revisión continua para adaptar y mejorar las condiciones de trabajo y brindar así todo lo que tu equipo necesita para trabajar de manera óptima.

Te damos algunas claves para poder avanzar:

Establecer objetivos claros y realistas

El punto de partida para toda persona que está dentro de un equipo es entender qué hace ahí y qué resultados genera. Pero, sobre todo, el porqué de su rol.

Esto implica tener objetivos bien definidos que funcionan como un punto de llegada. Marcan el camino, reduciendo la incertidumbre y, con ello, el nivel de ansiedad. Lo que al final le da al talento más dominio sobre lo que hace en la empresa.

Al mismo tiempo, es fundamental que esos objetivos sean realistas. De nada sirve asignar metas imposibles de alcanzar, dado que eso generaría frustración.

Equilibrar la carga de trabajo

Otro de las formas de prevenir el síndrome del burnout es distribuir de manera adecuada la carga de trabajo del personal. Por más voluntad que tenga una persona, hay un número limitado de tiempo y de energía que puede dedicarle a una actividad.

Exigir en exceso no necesariamente va a ocasionar que el trabajador rinda más. Puede ocurrir lo contrario y que ese colaborador termine “quemándose”, como se suele decir. Por ello es importante garantizar una jornada laboral que permita el descanso adecuado y asignar tareas acordes a cada rol, nivel de responsabilidad, habilidades y competencias.

medidas para prevenir el burnout

Brindar los recursos necesarios

Para que los colaboradores puedan desarrollar su labor en las mejores condiciones posibles es fundamental que cuenten con las herramientas adecuadas. Esto puede ser tanto dispositivos, como software o soluciones en la nube.

Lo importante de estos recursos es que simplifican el día a día del trabajador, haciendo que puedan rendir más y mejor. Sobre todo, que sea capaz de realizar sus tareas en tiempo y forma, lo que le da tranquilidad. Sin duda, es una muestra de apoyo básica pero, al mismo tiempo, muy valorada por los empleados.

Por ejemplo, un sistema de gestión puede simplificar muchas tareas del día a día que pueden ser engorrosas o repetitivas sin la herramienta adecuada. Desde hacer facturas electrónicas, liquidar sueldos o hasta calcular impuestos. Todas estas gestiones son frecuentes y se puede perder mucho tiempo sin el sistema adecuado.

¿Conocés Xubio? Se trata de un todo en uno que facilita la gestión administrativa y contable de las pymes. Esta es una clara forma de mejorar el día a día de tus colaboradores y con ello reducir el riesgo de agotamiento laboral.

Ofrecer retroalimentación constante y escuchar

El reconocimiento en los espacios de trabajo es un aspecto que el talento valora mucho más de lo que se piensa. De hecho, de acuerdo a una encuesta de Glassdor, el 53% de los trabajadores asegura que permanecerían más tiempo en una empresa si sintieran un mayor reconocimiento de parte de sus líderes.

Sin embargo, más allá de reconocer los logros, la retroalimentación siempre es valiosa para el personal porque le brinda información clave sobre su labor y los resultados que genera. Para poder mejorar, tus empleados necesitan saber qué tan bien lo están haciendo actualmente y qué aspectos requieren ajustes.

Por otro lado, ¿con cuánta frecuencia les preguntas a tus trabajadores cómo se sienten dentro del equipo? ¿Hay espacio para esta clase de interacciones? La escucha tiene que ver con generar el lugar y los momentos para que el talento también brinde su opinión y diga cómo se siente o qué necesita.

La adecuada comunicación interna es clave en todo este proceso. Donde un empleado se siente escuchado y valorado posiblemente se reduzcan bastante las probabilidades de padecer agotamiento.

En conclusión

El síndrome del burnout es un fenómeno cada vez más frecuente y puede ser muy nocivo para cualquier tipo de negocio. Ahora ya tenés algunos indicios claros sobre cómo actuar para prevenirlo.

Visitá Xubio.com y enterate cómo podés mejorar el día a día de tu equipo con un sistema de gestión online.

Síndrome del burnout: qué es y cómo evitarlo

Compartilo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print
¡Haz clic para puntuar esta noticia!
(Votos: 0 Promedio: 0)