ROI: Qué es, cómo se calcula y porqué lo necesitas

El ROI es uno de los parámetros más importantes en todo negocio y aquí te contamos cómo calcularlo y porqué es un aspecto clave. ROI son las siglas de Return On Investment (en español, Retorno de la Inversión). Lo que este indicador nos dirá, es cuánto dinero hemos ganado gracias a una inversión realizada.

Es un término muy conocido en finanzas donde se utiliza para evaluar los rendimientos de proyectos de inversión junto con otras métricas. Pero que tiene varias aplicaciones, y una de las más comunes y utilizadas es en el marketing por ejemplo, donde nos permite conocer dónde y cuánto estamos gastando en cada campaña publicitaria y si se está obteniendo resultados positivos o no. Se puede calcular sobre datos reales o proyectados y será un ratio muy útil que necesitamos conocer para la toma de decisiones.

Los datos duros y estadísticas contribuyen a conocer el panorama general de nuestro negocio. (Fuente: Unsplash).

¿Cómo se puede calcular el ROI?

Para calcular el ROI debemos utilizar la siguiente fórmula: (Beneficios – Inversión)/ Inversión

Primero vamos a calcular el beneficio. Para ello le vamos a restar a los ingresos obtenidos o esperados, los costos asociados. Al resultado obtenido del beneficio, vamos a restarle la inversión realizada o esperada. A ese número, vamos a dividirlo por el valor la inversión que consideramos anteriormente. Allí obtendremos el ROI.

Para poder entenderlo más fácilmente, podremos poner un sencillo ejemplo:

  1. La inversión en determinada fuente de publicidad fue de 600 pesos
  2. El costo de los productos que se vendieron gracias a la campaña de marketing fue de 1000.
  3. El total de ingresos gracias a dicha campaña de marketing fue de 4600.
  4. Por lo tanto, el beneficio (ingresos menos el costo de producción) será de 3600.
  5. Ahora, al beneficio le vamos a restar la inversión de marketing. 3600 – 600 = 3000.
  6. Por último, vamos a dividir ese valor por el de la inversión en marketing. 3000/600. Nos da 5.
  7. Ese valor de 5, por percentil vamos a multiplicarlo por 100% y obtenemos 500%. Ese es el ROI.

Desde social media hasta pagos a proveedores, los datos medibles son imprescindibles. (Fuente: Unsplash).

¿Qué significa esto? Que logramos una ganancia 5 veces mayor al valor invertido. Es que, efectivamente, si invertimos 600 y obtuvimos 3000 de beneficio, podemos verificar que 600 x 500% nos da ese valor de 3000. En este ejemplo eso sería muy productivo. Pero puede haber otros resultados:

  • Cuanto más grande sea el número, la campaña habrá sido más exitosa.
  • Cuando el ROI se acerca más a cero, la ganancia es casi nula.
  • Si el resultado porcentual es negativo, significa que hemos perdido dinero. Hemos gastado más de lo que hemos ganado. En este caso, habrá que realizar un replanteo en las campañas publicitarias

¿Por qué necesitamos el ROI?

Toda empresa busca obtener beneficios. Sabemos que para poder ganar hay que invertir. Ya sea tiempo y esfuerzo en nuestro proyecto o dinero en campañas de publicidad que permitan difundir nuestro emprendimiento.

Sin embargo, no todo son números. El ROI nos puede indicar mucho más que solo saber si las campañas nos ofrecen saldos positivos o negativos. Como cualquier empresa, vamos a querer saber cómo estamos posicionados en el mercado, cuáles son las opiniones de nuestros clientes, o qué alcance tenemos.

Lo que no se puede medir, no se puede mejorar.

Si no sabemos de forma exacta, ni aproximada con qué valores estamos trabajando, difícilmente podamos pensar en mejorarlo. El ROI es un indicador que debemos tener siempre en cuenta, controlar y buscar siempre mejorar.

Repercusiones de las campañas de marketing.

Como ya explicamos, si el resultado del ROI es muy positivo, significa que tenemos un público que acepta de forma muy positiva nuestras campañas. Si por el contrario es casi nula o negativa hay dos opciones. Puede que las campañas no sean efectivas y sea necesario un replanteo total o bien tal vez sea nuestra empresa la que necesite algún cambio de dirección.

Justificación de las campañas de marketing.

Muchas veces las empresas destinan gran parte de los ingresos a realizar campañas de marketing. Pero si no tenemos un dato que avale que esto es realmente productivo, puede que estemos realizando un gasto totalmente innecesario. El ROI nos permitirá saber si es importante y que beneficios nos trae o si no sirve de nada lo que se está haciendo. O peor aún, si está trayendo pérdida.

Seguimiento y comparación de las campañas.

Considerando el ROI como una métrica de marketing, podemos realizar un gran seguimiento de las campañas. Podemos comenzar una campaña en una determinada red social con un determinado monto y evaluar el ROI. Luego, al siguiente mes, podemos realizar lo mismo, con el mismo monto en otra red social. Ahora, podemos comparar los resultados e invertir en la que más nos convenga. Como variable de las campañas tenemos diferentes estrategias, montos y duraciones. Podemos tomar incluso un año para calcular el ROI de cada una de ellas y en base a los resultados, proponer las campañas del año siguiente con la que mejores resultados haya obtenido.

Cualquier tipo de estadística de nuestra empresa siempre será positiva. Las campañas de Marketing digital muchas veces nos ofrecen determinados informes. Sin embargo, estos no nos darán la exactitud que necesitamos porque desconocen los ingresos que obtuvimos gracias a las mismas. Por esta razón, es que el ROI lo debemos calcular nosotros de forma manual.

Ahora que tienes el conocimiento acerca de esta herramienta fundamental para cualquier negocio, estás listo para aplicarlo en tu emprendimiento. Si esta información te resultó útil, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver