Cómo organizar tu emprendimiento en cinco pasos

Muchas tareas para poco personal, demasiadas decisiones y pocas horas para elegir la correcta. ¿Te sientes identificado? Entonces lo que necesitas es organizar tu emprendimiento. Sucede a menudo y prácticamente es una regla en todas las empresas en sus inicios: quienes están a cargo necesitan cumplir mútiples roles: desarrollador de productos, administrativo, publicista, vendedor, etc.

Aquellos en esta posición a menudo sienten que no pueden cumplir en forma plena con ninguna tarea y que esto les impide llevar a su empresa a un siguiente nivel. La mayoría de los emprendimientos experimentan problemas serios en la organización del trabajo diario  y esto genera, en el mediano o largo plazo, problemas en sus negocios y en el ánimo de la organización.

Roles y responsabilidades claras, favorecen el trabajo en equipo. (Fuente: Unsplash).

¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de “organizar tu emprendimiento”? Se entiende por organización al proceso de ordenar y distribuir el trabajo, la autoridad y los recursos entre los miembros de tu emprendimiento, de tal forma que estos puedan alcanzar los objetivos de mejor manera.

Priorizando el trabajo en equipo.

La etapa de la organización de tu empresa es de suma importancia, sobretodo si estamos hablando de tu emprendimiento.

Tan grande es la importancia de la organización que cada una de las actividades establecidas deben relacionarse con los objetivos y propósitos de la empresa. Es decir, la existencia de un puesto solo es justificable si sirve para alcanzar los objetivos.

A su vez, es importante que cada una de las personas que colaboren en tu empresa, entiendan que solo existe una buena manera organizar tu emprendimiento, si hay jugadores involucrados capaces de comunicarse y que están dispuestos a actuar conjuntamente para obtener un objetivo común.

5 claves para organizar tu emprendimiento.

Ahora que ya sentamos con las bases para apuntar a la organización óptima de nuestro emprendimiento, podemos comenzar a desarrollar las 5 claves infalibles para alcanzar la eficiencia y simplificar el trabajo:

  • Planificación.

Saber organizar el tiempo es vital. Para lograrlo, recomendamos establecer objetivos mensuales, jerarquizarlo en semanas y a su vez en días. De este modo, la primera semana deberás trabajar con los objetivos más importantes del mes y así podrás ir cumpliendo todas tus tareas. Ten en cuenta que la planificación tiene que cumplir las metas pero también tiene que permitir cambios ya que seguramente durante el mes surgirán nuevos desafíos a resolver.

  • Estructurar tareas.

Es importante que las obligaciones de cada área cuenten con un orden lógico, es decir. Esto implica priorizar aquellas actividades que implican mayor riesgo o responsabilidad. Contactar con proveedores, conectar con contadores para cerrar el balance bimestral, por ejemplo, debe ser lo primero en la lista de quehaceres, de lo contrario, la estabilidad del emprendimiento queda sobre la línea de fuego.

  • Asingar una duración.

No es lo mismo invertir 40 minutos en una reunión con socios potenciales que  pasar una hora y media conversando con un colaborador muy cercano acerca de os planes para el fin de semana. Una vez más, debemos jerarquizar nuestras actividades y esto incluye el uso del tiempo. Determina, dentro de lo posible, una duración determinada para cada una de las tareas para no retrasar otras áreas.

Las reuniones deben ser periódicas pero siempre tiene que haber una agenda previa y hacer lo posible para aprovechar cada minuto. (Fuente: Unsplash).

  • Planificar reuniones con tus compañeros.

Cuando tenemos que realizar trabajo en equipo muchas veces se producen discusiones o debates que nada tiene que ver con el tema principal. Planificar y llevar un orden de los temas, al finalizar, será más sencillo establecer cuales son las principales decisiones tomadas y los encargados de llevarlas a cabo.

  • Optimizar el tiempo.

Los errores o la mala comunicación pueden llevarnos a perder la productividad. Reflexiona acerca de cuáles son los momentos más improductivos de tu trabajo e intenta evitarlos.

Pero no todo en un emprendimiento son ventas y producción. También es necesario administrarlo correctamente, para evitar inconvenientes. Utilizar plataformas de gestión empresarial y contable en línea, facilitan el control de los balances desde cualquier parte del mundo.

Si estás contemplando reorganizar tu negocio y te sirvió esta info, no olvides de compartirla en tus redes sociales.

Volver