Modelo PyME: 10 empresas que empezaron en un garaje

Sin lugar a dudas cuando hablamos de modelo PyME, no podemos dejar de destacar el valor de la visión de futuro, espíritu emprendedor y trabajo en equipo que este implica. Como sucede en muchos casos, al momento de iniciar un proyecto, no siempre se cuenta con todas las cartas a favor.

Prueba de esto son algunas de las grandes empresas que hoy en día son gigantes que dominan prácticamente la totalidad del mercado, pero que sin embargo en sus inicios,  dieron sus primeros pasos tímidamente desde un lugar tan insólito como lo es un garaje. Muchas de ellas empezaron con muy pocos recursos y con sus dueños llevando a cabo todo el esfuerzo de producir y salir a vender al mismo tiempo.

La muñeca que conquistó el mundo, nació de un emprendimiento matrimonial.

Porque no hay mejor mejor inspiración irrefutable más que la realidad, aquí les contamos la historia de 10 empresas que empezaron como pequeños emprendedores, con poca inversión pero gracias al trabajo, ideas innovadoras y un buen plan comercial llegaron a ser líderes mundiales en su nicho de ventas.

Apple.

Lo sabemos: es casi imposible asociar “modelo PyME” con la marca de la manzanita. Pero por más que el sentido común dicte lo contrario, lo cierto es que la billonaria idea de Steve Jobs, nació como un emprendimiento casero en su propio garaje. Steve Wozniak y Jobs continuaron trabajando en el garaje desarrollando su “ordenador personal” hasta que el multimillonario Mike Markkula decidió invertir $ 250.000 en la empresa.

Microsoft.

Esta empresa líder en la creación de software nació gracias al trabajo Bill Gates y Paul Allen desde el garaje de Gates. Microsoft es la empresa que revolucionó las ventas de software para computadoras personales, servidores y dispositivos electrónicos. Hoy se encuentra presente en el planeta entero y sus innovaciones cambiaron por completo la forma en la que entendemos la tecnología.

Google.

El dueño de las respuestas a todas nuestras preguntas, también fue en su momento el ejemplo absoluto del modelo PyME.
El gigante de las búsquedas por internet tuvo sus inicios en el garaje que ni siquiera era de sus dueños sino que era alquilado por USD 1.700 al mes para que Larry Page y Sergey Brin lo usen de oficina.

En sus inicios, el motor de búsquedas se llamaba BackRub y estaba basado en el sistema que empleaban los servidores de la Universidad de Stanford. Cuando decidieron rebautizar el emprendimiento, eligieron el nombre inspirado por la palabra “googol” un término matemático para el número 1 seguido de 100 ceros. EL vocablo servía no sólo para la misión de organizar la información casi infinita disponible en Internet, sino también por el número de resultados que una búsqueda en Google en general vuelve.

Hewlett Packard.

Si de modelo PyME se trata, HP sea probablemente el mejor ejemplo. Tan es así, que el garaje donde, en 1939, comenzó Hewlett Packard es ahora “famosa pieza de bienes raíces”, y muchos consideran que es el lugar donde “comenzó Silicon Valley” (idea inmortalizado con la tarjeta que HP pone al lado del garaje de Palo Alto).

A pesar de que hoy HP fabrica prácticamente todo tipo de objetos tencológicos, su primera invención fue un oscilador de audio que era utilizado en el mercado de la ingeniería de sonido. En 1966 se lanzarían a la fabricación de computadoras y luego de 3 décadas y tras comprar Apollo Computers, sería el líder en fabricación de estaciones de trabajo digital.

Disney.

No solamente la industria tecnológica tiene sus inicios en garajes, el padre de los dibujos animados y, hoy en día, una de las cadenas más grandes de entretenimiento para niños (y no tanto), también empezó en un garaje.

Según cuenta la historia, Walt Disney junto con su hermano Roy llegaron a la ciudad de Los Ángeles en la década del 20 para producir cortos animados, y el garaje de uno de sus tíos se convirtió en el taller donde estos dos emprendedores plasmaron sus primeras ideas sobre animación y concretaron sus primeros proyectos, en la entonces PyME “Disney Brothers”.

Con oficinas y depósitos en todo el mundo, el gigante de las ventas dio sus primeros pasos en el garaje de Jeff Bezos.

Mattel.

Uno de los mayores fabricantes de juguetes y dueño de la licencia de Barbie, Hot Wheels y Fisher Price (entre muchas otras) también tuvo su inicio en un humilde garaje. En este caso, los emprendedores fueron una pareja, Ruth y Elliot Handler, quienes empezaron vendiendo marcos de madera y casas de muñecas hasta que en la década del 50 fabricaron la primer Barbie.

La entonces Mattel Creations y su modelo PyME, fueron no solamente los primeros en testear sus productos antes de lanzarlos a la venta. Esta visión comercial e innovadora del mercado, les valió en 1959, convertirse en los autores de la revolución del mundo del juguete con el lanzamiento de Barbie. Hoy en día, la muñeca más vendida de la historia.

Amazon.

Esta web de ventas on-line fue creada en 1994 por Jeff Bezos para solamente vender libros, los cuales almacenaba en su garaje. La página se llamaba Cadabra.com por ese entonces, pero el garaje empezó a quedar chico cuando la página amplió sus horizontes y empezó a vender otros productos a 48 países diferentes.

Hoy en día, Amazon es un gigante de las ventas online y cuenta con su propio departamento tecnológico para seguir innovando y Jeff Bezos es probablemente uno de los empresarios más exitosos, ricos e influyentes del planeta. Tanto que su modelo PyME devenido en gigante de Internet, lo llevó a convertirse en toda una celebridad del IT.

Dell.

Al Igual que Disney, esta marca cuenta en su genes con el propio nombre de su creador, Michael Dell. El creador de esta compañía, abandonó sus estudios universitarios para dedicarse a fabricar ordenadores personales. En 1985, la compañía produjo la primera computadora con

su propio diseño, a la cual llamaron Turbo PC Quote. En ese entonces la empresa se llamaba PC Limited y promocionaba los equipos que producía en revistas especializadas de alcance nacional, una estrategia de ventas propia del modelo PyME. Esta fue tan efectiva que la compañía obtuvo 73 millones de dólares en su primer año.

Harley Davidson.

Para saber la historia de este emprendedor debemos remontarnos a principios del siglo pasado, precisamente al año 1901 cuando William S. Harley tuvo la brillante idea de añadirle un motor a su bicicleta para ir más rápido. Con la ayuda de su amigo Arthur Davidson, Harley diseñó la primera motocicleta en el garaje y así nació la emblemática compañía Harley-Davidson.

Youtube.

En la casa de Chad Hurley nació Youtube, quien junto con sus socios Steve Chen y Jawed Karim, empezaron a reunirse en el garaje para crear el portal de canal de videos más rentable del momento, que fue vendido en 2006 a Google por u$s1.500 millones. En la actualidad la plataforma cuantifica un total de tres millones de vídeos subidos al día y por encima de dos mil millones de visualizaciones.

Grandes ideas, habilidad para generar lazos comerciales y visión de futuro, sean quizás algunos de los puntos claves para hacer la reconversión de modelo PyME a líder del sector. Pero claramente, de esta lista se desprende el concepto que no importa desde donde se comience, lo importante es dar el primer paso, cómo sea, cuándo sea y dónde sea, incluso si de un garaje se trata.

Si este artículo te resultó de utilidad, por favor no olvides compartirlo en tus redes sociales.

Volver