Invertir en oro en Argentina ¿Sí o no?

En épocas de incertidumbre, el oro siempre se ha posicionado como un valor de refugio, para “cubrirse” en tiempos de crisis. El impacto mundial de la pandemia de Covid-19, la crisis crónica que atraviesa el país y la permanente devaluación del peso pueden despertar el interrogante: ¿conviene invertir en oro en Argentina?

Para responder a esta pregunta es esencial detenerse en otro punto: ¿cuál es el objetivo de invertir en oro? ¿En qué plazos esperamos obtener dividendos.

invertir en oro en Argentina

invertir en oro en Argentina puede ser una alternativa muy atractiva como resguardo o a largo plazo.

¿Cómo y por qué invertir en oro en Argentina?

Aunque está al alcance de cualquier particular que pueda comprobar el origen de los fondos, existen diferentes objetivos y modalidades para respaldarse financieramente en un bien tangible, como sucede con el oro. En cualquier caso, es importante determinar cuál es el objetivo de esta inversión. Volcarse de divisas extranjeras hacia este metal,  presenta varias ventajas:

  • Disponibilidad: Invertir en oro en Argentina significa hacerse de un activo al alcance de cualquier inversor particular que pueda comprobar el origen de los fondos.
  • Estabilidad y demanda: El oro demuestra ser una alternativa atractiva tanto en períodos de recesión como de expansión económica. Su valor inherente y su utilización en industrias como la joyería y la tecnología aportan demanda y estabilidad en cualquier escenario económico.
  • Liquidez inmediata: El oro proporciona una liquidez casi inmediata. Se puede vender oro rápidamente y en cualquier lugar del mundo. Para las PyMEs contar con un resguardo en oro puede ser útil para disponer de liquidez inmediata en períodos turbulentos.

  • El spread, un dato a tener muy en cuenta: así como existe un precio del dólar para la compra y otro para la venta, cuando compramos oro existe un brecha según la operación que se realiza. La diferencia entre ambos precios se denomina spread. Cuando decidimos comprar oro es importante observar el rango del spread, ya que puede haber una variación porcentual considerable entre el precio de compra y venta. Esto nos evitará el dolor de cabeza de perder dinero si, ante un apuro, necesitamos vender el oro físico.

  • Posibilidad de resguardar un ahorro: si el objetivo de invertir en oro es resguardar un ahorro, lo más conveniente es recurrir al oro físico. En este caso, el mercado ofrece monedas de oro o el clásico lingote. En el Banco Piano se pueden adquirir barras de hasta 1 kilogramo. En ambos casos, uno debe demostrar el origen de los fondos. En este momento, el Banco Ciudad mantiene un tope para la compra de 50 grs mensuales por persona.

  • Variación proporcional del coste de compra: es importante señalar que el coste varía en función del peso de la pieza. Por ejemplo, la comisión por la compra de una onza ronda el 2%, pero puede reducirse al 1,5% si se adquiere un kilo.

  • Certificación de pureza: los lingotes de oro se pueden comprar en entidades bancarias certificadas; a través de algunas compañías comercializadoras y mediante máquinas expendedoras, operando con tarjeta de crédito. La forma más segura de invertir en oro físico en Argentina es recurrir a entidades que certifican la calidad y el peso del lingote de oro. El Banco Ciudad ofrece lingotes con una certificación de pureza de 999 milésimas, en piezas que van desde 1 hasta 100 gramos. Un dato a tener en cuenta: las monedas de oro no brindan este aval.

  • Almacenamiento seguro, con costos: conservar lingotes o monedas en nuestro domicilio no es la opción más conveniente. Invertir en oro implica considerar el costo inherente al refugio y cuidado de este activo. Una opción es recurrir a una caja de seguridad. También se puede atesorar en cajas fuertes compartidas, para aliviar el esfuerzo económico que supone su almacenamiento. El Banco Ciudad, por ejemplo, ofrece un servicio de guarda (Oroguar) para los lingotes adquiridos en el momento.
  • Inversión a largo plazo, con conocimiento del mercado: invertir en oro puede ser una muy buena apuesta en el largo plazo. Esto nos permite ver variaciones significativas con respecto a otros activos y decidir cuándo es el momento de vender o, por el contrario, cuando es el momento de adquirir o ser cauto. Pero también hay una realidad: para esto, hay que ser avezado. Y no todos los inversionistas están dispuestos a estudiar los vaivenes del mercado.
invertir en oro en Argentina

Invertir en oro implica saber interpretar y predecir los movimientos del mercado.
(Gráfico: Variación del precio del oro por onza en USD).

El secreto de invertir en oro en Argentina: opciones de inversión a largo plazo.

Entre los múltiples factores beneficiosos que el oro representa para quienes tengan disponibilidad de mutar a esta siempre confiable modalidad, existe la posibilidad de diversificar esta acción independientemente de la capacidad física.

En simples palabras, si apuntamos a una inversión a largo plazo hay otras opciones atractivas para invertir en oro que nos desligan del problema de la guarda del metal mientras es posible recibir todas las ventajas asociadas a esta modalidad:

Los ETF (exchange-traded fund).

Funcionan como un fondo común de inversión, que incluye en su cartera el oro, pero que opera en los Estados Unidos. Este tipo de fondos tuvieron ganancias cercanas al 40% en el primer semestre del 2020. El único obstáculo es que en este momento, no hay Fondos de inversión en Argentina que tengan inversiones en oro.

De modo que operar con un ETF requiere necesariamente contar con una cuenta en el exterior. En ese caso se puede invertir en el ETF GLD o en el GDX. O directamente invertir en alguna compañía minera particular. El gran problema de los ahorristas es cómo hacerse de las divisas, con el cepo cambiario vigente.

 

Los Cedear (Certificaciones de Depósito Argentinos).

Ayudan a sortear este problema. Son certificados que permiten acceder a acciones de empresas extranjeras localmente, con un mínimo de 5000 pesos. Si bien los Cedear se compran en pesos, como las empresas que representan cotizan en dólares, cualquier variación del dólar se verá reflejada en el valor del instrumento: si el dólar sube, también subirá el valor del Cedear.

Esto, además de las fluctuaciones propias de ese papel. Dos opciones atractivas son los Cedear de Yamana Gold y Barrick, ambas dedicadas a la extracción de oro. En el caso de Barrick, la correlación acompaña bastante bien el precio del metal amarillo y del dólar. Además, en cuatro años, el dividendo por acción se duplicó, de USD 1,5 a USD 3,20. Es una retribución interesante para el inversionista que está dispuesto a esperar.

 

Al momento de invertir oro en Argentina es conveniente tener claridad sobre el objetivo de nuestra inversión. ¿Vamos a hacer una inversión a largo plazo? En ese caso tendremos que decidir cuál será el porcentaje de la cartera de inversiones para este activo Y por el momento, la mejor opción quizás sea optar por un Cedar de una compañía minera bien establecida.

¿Utilizaremos este activo como un resguardo o como un ahorro? En ese caso, una pequeña inversión mensual en el metal físico nos permitirá cubrirnos ante una emergencia de liquidez, sin quedar afectados por la inflación. Una alternativa interesante para las PyMES, cuando se vive al día. Pero hay que tener en cuenta tres factores: el tope actual para la compra, el costo de la guarda y – un dato no menor – que el spread nos beneficie.

Si esta información te resultó útil para definir el futuro de tus fondos, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver