Inbound marketing o cómo ganar seguidores de forma natural

Aportar valor agregado, conocer a tu público y convertirlos en “amigos”, son algunos de los pilares del Inbound Marketing. Toda empresa tiene como objetivo último maximizar sus ventas. Pero para lograr eso hay varios caminos, uno muy recomendando por los especialistas es el Inbound Marketing. Contrario al Outbound Marketing o marketing tradicional, el Inbound se enfoca en conectar con clientes y potenciales, de manera “suave” y no agresiva, generando fidelidad en el público.

Para lograrlo, esta estrategia de venta se basa en diferentes etapas. La primera busca atraer y conseguir visitas en perfiles sociales y la web. Para poder hacerlo el pilar fundamental que toda empresa debe tener es el contenido atractivo para generar tráfico en línea.

Nuestra estrategia de contenidos nos ayuda a acercarnos a nuestros clientes en forma orgánica. (Fuente: Unsplash).

La segunda etapa busca ir por más e intenta conseguir leads, es decir: que las personas se registre en la web de la empresa y se conviertan en clientes potenciales. Para eso hay que asegurarse de que la misma tenga mecanismos para tener datos del usuario, a cambio del contenido que le brinda la firma

En una tercera instancia, esas visitas se convierten en usuarios. En este punto es importante saber que en este tipo de marketing no se busca ser agresivo, sino que hay que brindarle al usuario información para que él elija comprar y no obligarlo.

Por último, lo que se busca es sorprender al cliente , darle un nivel de servicio fuera de lo normal, una experiencia en donde la empresa vaya más allá. Hacer que el cliente hable de la compañía es fundamental para posicionar y la recomiende.

Lo más importante en este tipo de estrategia, que lo diferencia del marketing intrusivo tradicional, que interrumpe al usuario constantemente y sin su consentimiento, es que el inbound pone en marcha acciones amigables para atraer al cliente a tu marca de forma natural.

Etapas completas del Inbound Marketing.

  1. Atraer.

    En esta primera fase del Inbound Marketing buscamos que las personas lleguen a los medios digitales (blog, social media, etc.) por encima de los de la competencia. Aumentar  el tráfico Web a través del interés que genera el contenido es crucial en esta etapa. La presencia en redes es vital para construir la imagen de marca mientras que la implementación de SEO (Search Engine Optimization) en la web, ayuda a posicionarse mejor en Google y conseguir visitas.

  1. Convertir.

Acá se busca que los clientes  dejen sus datos para clasificar su importancia dentro de la  base de datos. Para incentivar esta conversión, se utilizan elementos como Call To Action, Formularios, o Chat Bots. (CTA). Las “llamadas a la acción” son frases o inclusive botones que incentivan, justamente, una acción por parte del usuario.

Los formularios ayudan a recopilar información demográfica del potencial cliente y generar leads, así como los chat bots pueden filtrar consultas y aportar información básica.

  1. Vender.

Siempre de una manera amigable y natural hay que ofrecer información relevante y que aporte valor para el usuario para que elija tu empresa en vez de a otras ofertas que puedan tener en el mercado.

  1. Fidelizar.

Hacerlo parte de la marca y sorprenderlo, son factores clave. Este el momento para posicionarse en la mente del consumidor como la marca que más información le da,  que más lo cuida y la que tiene el mejor servicio de atención al cliente.

El Inbound Marketing es absolutamente necesario, en una época en la cual los espacios que transitamos en forma física y virtual, están repletos de anuncios. Los consumidores están cada vez más educados e informados, por eso es vital aportarles valor agregado y hacerlos parte de la empresa.

Si estás buscando implementar estas estrategias en tu emprendimiento y te resultó útil esta info, no olvides compartirla en tus redes.

Volver