¿Cuál es la diferencia entre impuestos directos e indirectos?

impuestos directos e indirectos

En esta nota te vamos a hablar sobre cuáles son las diferencias entre los impuestos directos e indirectos, conceptos muy importantes para entender la teoría-técnica impositiva y el sistema tributario de nuestro país. ¡Seguí Leyendo!

¿Qué son los impuestos directos e indirectos? ¿Cuáles son sus diferencias y características? ¿Cómo es la estructura impositiva en Argentina? Son algunas de las preguntas que te responderemos en el desarrollo de esta nota. ¡Es tu oportunidad de conocer a fondo esta importante herramienta para promover el cumplimiento tributario que ha impulsado la Administración Federal de Ingresos Públicos!

¿Qué es un impuesto directo e indirecto?

Los impuestos que pagamos en nuestro país son variados lo que refleja que la Argentina es uno de los países con mayor presión tributaria de la región.

Por este motivo, consideramos importante contarte cómo está integrado el sistema tributario argentino y cómo se clasifica.

Antes de la clasificación te contamos brevemente que los impuestos son una serie de tributos que los contribuyentes (personas físicas o empresas) están obligados a abonar a entes recaudadores como la Administración Federal de Ingresos Públicos, con la finalidad que el Estado se financie y utilice esos fondos en diferentes sectores como infraestructura, ayudas sociales o cumplir con las obligaciones que genera el gasto público.

Ahora bien, ¿qué son los impuestos directos e indirectos? Los impuestos directos son aquellos que gravan directamente el patrimonio o riqueza de la persona y los impuestos indirectos son los que gravan el consumo de bienes y/o servicios, ¡seguí leyendo esta nota para más información!

¿Cuáles son las diferencias y características de los impuestos directos e indirectos?

Impuestos directos

Como mencionamos anteriormente, los impuestos directos se encargan de gravar directamente la riqueza de las personas físicas y jurídicas.

A su vez, el impuesto directo no se puede trasladar, es decir que se exige a una sola persona el pago sin tener la opción de trasladarse a otro contribuyente. Por lo tanto, estos tipos de impuestos gravarán los bienes que posean los contribuyentes imponiendo impuestos sobre salarios, inmuebles, rodados.

Algunos ejemplos de impuestos directos en nuestro país son: Impuesto a las ganancias, impuesto automotor, impuesto inmobiliario e impuesto sobre los bienes personales. A continuación, les dejamos las características más importantes los impuestos directos más comunes:

Impuesto a las ganancias

Todos los ingresos, incluyendo ganancias de capital, están sujetos a impuestos. La tasa impositiva aplicable a personas físicas y empresas, que revistan las condiciones para tributar este impuesto es el 35% de los ingresos totales.

Impuesto a los bienes personales

Este impuesto lo tributa los individuos, y sucesiones indivisas cuando los activos en su poder superen los $6.000.000. La tasa impositiva aplicable, en este caso, será variable, entre el 0,5% y el 2,25% dependiendo de la magnitud del patrimonio y la ubicación de los bienes del contribuyente.

Impuesto inmobiliario

El impuesto inmobiliario es la alícuota que debe abonar un contribuyente por el hecho de ser propietario de un bien inmueble. Se denominan inmuebles a todos aquellos bienes que son considerados bienes raíces, por estar ligados al suelo.

Impuestos indirectos

Por el contrario, los impuestos indirectos gravan el consumo de bienes y/o servicios. Es decir que centran su objetoivo en la forma en que se usa la riqueza. Por lo tanto, este tipo impuesto no tiene en cuenta lo que la persona tiene, sino, lo que consume.

La metodología de funcionamiento de este impuesto surge de aplicar un porcentaje sobre el precio de venta de un artículo o servicio que el consumidor debe pagar.

El porcentaje que se aplica al precio del bien o servicio es el mismo con independencia de que quién lo paga tenga mayores o menores recursos económicos.

La característica principal de este impuesto desde el foco económico es que puede trasladarse y se cobra a una persona suponiendo que esta se recuperará ese dinero a expensas del consumo de otra persona.

El ejemplo más común y utilizado mundialmente y en nuestro país sobre impuestos indirectos es el Impuesto al Valor Agregado (IVA). A continuación, te dejamos un link donde desde Xubio explicamos con detalles este impuesto. ¡Hacé click aquí para saber más!

¿Cómo es la estructura impositiva en Argentina?

En 2022 nuestro país cuenta con 167 impuestos activos según un informe de la IARAF. El 70% de la recaudación está concentrada solo en seis impuestos (Impuesto al Valor Agregado, Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, Impuesto a las Ganancias físicas y jurídicas y el impuesto a los Ingresos Brutos).

Si a estos grandes impuestos agregamos los de la rama de exportación tales como Derechos de exportación, los Derechos de importación; y a los bancarios/financieros como Impuesto a los débitos y créditos bancarios (más conocido como “impuesto al cheque”), impuesto sobre los combustibles y las tasas municipales de seguridad e higiene podemos visualizar que en solo 11 impuestos se engloba el 90% de la recaudación tributaria.

Entonces, si suponemos una recaudación de $100 entre los 11 impuestos más comunes en nuestro país los podríamos repartir de la siguiente manera:

  • $31 Provincias y CABA
  • $27 ANSES
  • $24 Tesoro Nacional
  • $8 los municipios

El restante 10%, que se obtienen de los 156 impuestos restantes, se reparten así:

  • $5 Provincias y CABA
  • $2 Tesoro Nacional
  • $2 Municipios

En conclusión

Como vimos a lo largo del artículo, el 70% de los impuestos a los que están sometidos los contribuyentes está conformado por solo 11 impuestos de los 167 que ocupan el territorio argentino.

Al ser la carga impositiva tan alta creemos que es muy es muy importante que entiendas la importancia de conocer al menos estos conceptos sobre la teoría técnica e impositiva de nuestro país, las diferencias que existen entre los impuestos directos e indirectos y cuáles son los impuestos que conforman dichas categorías.

Aprovechamos para comentarte que Xubio provee muchas soluciones de gestión útiles para poder hacer más efectiva las preparación, confección, liquidación y control de los impuestos que estuvimos mencionando a lo largo de la nota. Te recomendamos ingresar a Xubio.com para ver todas en detalle todas las funcionalidades que tiene y como puede ayudarte a mejorar la gestión de tu trabajo.

Por último, si te gustó esta nota sobre impuestos directos e indirectos, te invitamos a compartirla en tus redes sociales y a calificarla.

Compartilo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print
¡Haz clic para puntuar esta noticia!
(Votos: 0 Promedio: 0)