Consejos para implementar big data en una pyme

big data en una pyme

Los datos están cambiando la forma de hacer negocios. Sin embargo, para muchas pequeñas y medianas empresas no es sencillo utilizar ese gran volumen de información a su favor. ¿Por dónde empezar? ¿Qué herramienta elegir? ¿Cómo implementar big data en una pyme? De todo eso y mucho más vamos a hablarte en este artículo. ¡Seguí leyendo! 

Prácticamente todas las actividades que realizamos hoy en día generan datos. Esto se debe a que la mayoría de nuestras acciones diarias involucran el uso de tecnología.

Hay dos ejemplos muy claros de ello:

  • Se envían 100 mil millones de mensajes al día por WhatsApp.
  • Se realizan más de 3.500 millones de búsquedas de Google diarias.

Estas son dos de las actividades típicas que hacemos cotidianamente y que, por supuesto, producen datos.

En las empresas también se generan datos de manera constante. Desde la cantidad de productos que salen e ingresan en el inventario, las ventas que se realizan, los potenciales clientes que interactúan con el negocio o las compras realizadas a los proveedores. Todo eso deja huella. Siempre y cuando te hayas encargado de digitalizar tu pyme.

Ahora bien, conseguir que eso se traduzca en información de calidad es lo que permite precisamente el big data en pequeñas y medianas empresas. Por ello, hoy vamos a explicar cómo sacarle provecho a ese volumen de datos que actualmente se gestionan en tu negocio. 

¿Qué es big data?

Comencemos por el inicio: ¿qué es big data? Podríamos decir que es toda la información que, de alguna u otra manera, generamos. Se trata de enormes volúmenes de datos que se producen a gran velocidad y escala. Además, se caracterizan por proceder de diferentes fuentes y presentarse en múltiples formatos.

Por ello para hablar de big data también se suele utilizar el término macrodatos. Básicamente, son grandes y diversos conjuntos de información que crecen a un ritmo cada vez mayor.

El volumen de información es tan grande y complejo que se requieren de nuevas técnicas y tecnologías de procesamiento para tratarlos.  Sumado a ello, hablamos de datos en tiempo real, donde la información se extrae en el momento, mientras se está generando.

Esto, claro está, supone un enorme desafío para los negocios más pequeños. Sin embargo, es un reto que se puede sortear sin problemas, con la estrategia y las herramientas adecuadas.

¿Querés saber cómo se puede aprovechar el big data en una pyme? Te lo contamos a continuación.

¿Para qué sirve el big data en una pyme?

Algo que suele ser común es pensar que el big data para pequeñas y medianas empresas es demasiado grande. Sin embargo, los datos brindan una visión más profunda de todas sus operaciones y procesos. Esto, a su vez, permite tomar mejores decisiones, anticipar resultados y establecer un sistema de mejora continua. Todo lo que le ayuda a una empresa pequeña a crecer de forma sostenida.

Veamos en detalle para qué sirve el big data en una pyme:

Analizar datos

Por supuesto, si hablamos de big data para pequeñas y medianas empresas el análisis parece como un paso obligado. Es que los grandes volúmenes de datos por sí solos no son nada. Lo importante es poder actuar sobre ellos. Y una de las formas de hacerlo es mediante el análisis.

Analizar los macrodatos que se generan en tu negocio te permitirá organizar la información y extraer de ella conocimientos muy valiosos sobre tu pyme. Además, el análisis de ellos te ayuda a predecir resultados futuros e identificar oportunidades de mejora.

Identificar riesgos reales

Una de las grandes utilidades del big data en pymes es la posibilidad de identificar riesgos basándote en información precisa.

Algo que suele ocurrir en negocios pequeños en donde quien está al frente se ocupa de la toma de decisiones en cada área, es que, por temor a los riesgos, se dejan pasar oportunidades muy valiosas para el crecimiento de la empresa.

Al mismo tiempo, al ignorar los riesgos reales a los que está expuesta la pyme en sus diferentes procesos y operaciones, muchas decisiones que se toman sin basarse en datos fidedignos pueden comprometer la sostenibilidad de la empresa.

Por ello, es fundamental una herramienta que permita tener una visión más integral y profunda del negocio. Así, te podrás anticipar a lo que puede salir mal. Pero, al mismo tiempo, tomarás decisiones que de otro modo no hubieses tomado y que contribuirán al crecimiento de la compañía. 

cómo aplicar el big data en una pyme

Identificar problemas

Errores de inventario que no se solucionan a tiempo y que afectan la operatividad del negocio. Clientes que no avanzan en el proceso de venta y se detienen siempre en el mismo lugar. Proveedores que no están entregando determinados artículos. Todos estos son algunos de los problemas a los que se pueden enfrentar una pyme. Pero no son los únicos.

Hay muchas dificultades a nivel operativo que realmente afectan el funcionamiento del negocio. No identificarlos a tiempo puede ser aún más perjudicial.

Por ello, el big data en pymes es muy útil para poder hacer un seguimiento de tus clientes, proveedores, inversores e incluso tu personal. Un claro ejemplo de ello son los reportes de gestión en tiempo real, con los cuales podés obtener una descripción de 360 ​​grados de tu negocio y tomar decisiones más inteligentes en el presente y en el futuro.

Reducir costos

Otra de las ventajas asociadas a la implementación del big data en una pyme es el impacto significativo que puede tener en la reducción de costos. ¿Por qué ocurre esto?  En principio, porque se pueden identificar cuáles son los procesos que consumen más recursos.

Seguramente, algunos se podrían limitar o suprimir. Pero, sin los datos precisos, tomar esta decisión puede ser riesgoso. Con el análisis que propone el big data, esto es más fácil de llevar a cabo.

Por otro lado, también se pueden identificar flujos de trabajo repetitivos. Así, eliminarás prácticas que quizá son redundantes y consumen tiempo y recursos valiosos para la empresa. A mediano y largo plazo todo esto te permite reducir costos en tu negocio.

Conocer mejor al cliente

El big data en pymes también puede brindar información valiosa sobre el comportamiento de los clientes.

Con datos en tiempo real sobre tu base de compradores y potenciales, podés descubrir cómo se comportan, cuáles son sus preferencias y, gracias a ello, realizar mejoras en tu proceso de marketing y ventas. ¡Todo basado en datos concretos!

Aumentar ingresos

Inevitablemente, los beneficios que conforman esta lista contribuyen al crecimiento de tu pyme sostenido en el tiempo.

Lo que ocurre es que este gran volumen de datos que procesas en tu negocio te ayuda a tener un conocimiento más profundo de lo que funciona y de lo que no.

Así, podés tomar mejores decisiones en cada una de las áreas de tu empresa. Y, naturalmente, eso se ve reflejado en el aumento de ingresos.

qué es el big data

¿Cómo implementar el big data en una pyme?

Llegó el momento de pasar a la acción ¿cómo implementar el big data en una pyme? Te damos los siguientes consejos para aplicarlos en tu negocio:

Determinar qué datos está obteniendo tu empresa

Aunque decimos que los negocios generan datos de manera constante, lo cierto es que no todos tienen una gestión clara en torno a estos. Es decir que, por ejemplo, puede ser que una pyme no cuente con una base de datos para sus clientes. Si bien esa empresa tiene compradores regulares, quizás no cuenta con un sistema para almacenar esa información y poder actuar sobre ella.

Por ello, lo primero sería determinar qué datos está recogiendo tu empresa, desde qué fuentes y cómo.

Recopilar los datos

Lo que sigue es recopilar toda esa información. Esto es clave para poder identificar qué otros datos necesitas conseguir.

Lo que también es importante en este punto es tener en claro cuáles son, de ese gran volumen de datos, los que representan un diferencial para el negocio. En otras palabras ¿qué datos son relevantes para tu pyme? Esto, por supuesto, debe ir de la mano con los objetivos de tu negocio.

Integrar los datos

Ahora debemos hablar de la integración de los datos. Trabajar en “modo isla” no es algo muy propio del big data. Porque, como ya dijimos, los datos no dicen nada por sí solos, pero, en relación a otros, pueden darnos mucha información.

Por ello, hay que tener en claro cómo se conectan los distintos datos para ser capaces de brindar una visión 360º del negocio.

Generar reportes

Los reportes son la pieza clave del big data para pymes, porque, de alguna manera, ofrecen la información procesada para poder actuar en consecuencia. Es decir, tomar las decisiones de mejora basadas en datos.

Los reportes también indican dónde se encuentra la empresa con respecto a los objetivos trazados para un determinado periodo. Y, sin dudas, permiten identificar patrones, ya sea de compra, costos o comportamientos, entre otros. Sumado a que ayudan a anticipar tendencias y oportunidades.

En conclusión

Aunque pueda parecer muy ambicioso, el big data en una pyme es más posible que nunca. Lo importante es entender que no se requiere tanto de una gran infraestructura, sino de una mentalidad smart. Teniendo como prioridad que, del gran volumen de datos que genera el negocio, habrá algunos que serán mucho más relevantes para el crecimiento de la empresa. Ahí es donde hay que apuntar para comenzar.

¿Te gustaría contar con una herramienta capaz de procesar un gran volumen de datos y brindarte insights clave para tu negocio? En Xubio podrás acceder a reportes de gestión en la nube. Una solución para conocer en tiempo real el desempeño de distintas áreas de tu empresa.

Si querés saber más sobre este software ingresa a Xubio.com y descubrí nuestra solución para pequeñas y medianas empresas.

Compartilo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
¡Haz clic para puntuar esta noticia!
(Votos: 0 Promedio: 0)