Contabilidad para estudiantes, cómo capacitarse en línea.

Los estudiantes que salgan al mundo laboral en los próximos años tendrán que enfrentarse a las dinámicas constantes del mercado. Pero no sólo eso, también tendrán que adaptarse a los desafíos que suponen las nuevas tecnologías. Las herramientas en la nube forman parte de la tecnología que todo estudiante deberá utilizar cuando se reciba. Mejor aprender desde ahora para qué sirven, cómo usarlas y cómo aprovecharlas.

En lo que concierne a las herramientas de contabilidad para estudiantes, estás serán fundamentales en su día a día laboral. Lo mejor es aprender a utilizarlas incluso antes de tener que comenzar a trabajar. Se trata de ir un paso adelante, una apuesta  por la competitividad profesional en el futuro inmediato.

Contabilidad para estudiantes

Terminar la universidad con conocimientos prácticos, aumenta las oportunidades laborales.

Aprender contabilidad para estudiantes, en línea.

La nueva versión educativa de Xubio para estudiantes universitarios, podría describirse como un espacio para hacer tu propia práctica profesional, a tu ritmo, desde una plataforma completa y ¿lo mejor? Gratis.

Además de la formación académica, es fundamental adquirir experiencia y conocimientos prácticos en el sector en el que vayamos a insertarnos. Las plataformas de gestión en la nube son herramientas que todo estudiante va a utilizar cuando se reciba. Por ello, desde Xubio creamos este espacio para que puedas comenzar a conocer en primera persona cómo es llevar adelante la gestión de una empresa.

Esta posibilidad está pensada para:

  • Universidades.
  • Profesores.
  • Alumnos.

Contabilidad para estudiantes: prácticas laborales piloto.

¿Qué es lo que esperan las empresas de sus futuros empleados? Probablemente, no exista una única receta para el éxito profesional. Tal vez, un estudiante sea excelente en habilidades técnicas, pero luego, al momento de insertarse en una compañía, tenga que trabajar en el desarrollo de habilidades blandas para formar parte de un equipo.

Adaptarnos a lo que el mercado espera de nosotros parece ser una tarea titánica, porque ¿quién tiene la respuesta? ¿Existe una única forma de ser un buen profesional? Las prácticas profesionales son una excelente manera de comenzar a responder, al menos un poco, estas preguntas.

¿Qué es una práctica profesional?

Podríamos decir que una práctica profesional es una instancia que se encuentra entre la formación académica y la inserción en el mundo del trabajo. La práctica profesional forma parte del proceso de formación. En esta, el estudiante se inserta de forma temporal en una empresa para desarrollar una actividad vinculada a su área de especialización y aplicar los conocimientos adquiridos en la carrera.

Hay quienes dicen que la práctica profesional es un simulacro de lo que será la vida laboral del estudiante al recibirse y conseguir un empleo. Y también hay quienes dicen que esta clase de instancia es un simulacro, sí, pero uno muy real.

Contabilidad para estudiantes

En forma gratuita Xubio permite que la capacitación en contabilidad en línea sin moverte de casa.

¿Para qué sirven las prácticas profesionales?

La utilidad principal de las prácticas profesionales radica en la posibilidad de que el estudiante pueda conocer el ámbito laboral en el que deberá insertarse. Sobre todo, el objetivo de estas es la aplicación del conocimiento teórico a través de trabajo de campo concreto.  Algunas de las ventajas de las prácticas profesionales son:

  • Acercamiento al mundo del trabajo.

Como dijimos antes, la principal razón para realizar prácticas profesionales es el acercamiento que esta instancia nos da al mundo del trabajo real.

Una cosa es asistir a la universidad, estudiar y asimilar conceptos, incluso imaginarnos cómo será hacer el catálogo de cuentas de una empresa, por ejemplo. Pero otra muy distinta es llevar realmente los números de una compañía, cargarlos en una plataforma específica para tal fin y entregar el catálogo –sin errores– antes del cierre mensual.

Esta clase de conocimiento sólo se adquiere en el campo laboral. De ahí la importancia de las prácticas empresariales.

  • Construcción de experiencia.

Teniendo en cuenta que acaba de terminar su formación, un recién graduado no tiene por qué contar con experiencia en su área de especialización. Pero los reclutadores evalúan qué hizo el candidato en su proceso de formación más allá de la actividad académica.

Con las prácticas profesionales podemos comenzar a completar con datos reales nuestra hoja de vida. Podemos decir que tenemos experiencia en nuestro sector. Por ejemplo, que llevamos la contabilidad del departamento de determinada empresa, que completamos los inventarios o que hicimos las facturas electrónicas de un negocio.

  • Enfrentamiento a problemáticas reales.

La experiencia que obtenemos en una práctica profesional siempre es integral, esto quiere decir que el aprendizaje irá más allá de conocer una herramienta de contabilidad o impuestos. Aprenderemos a enfrentarnos a problemáticas reales y a buscarles una solución. Probablemente, cometeremos errores, pero también aprenderemos de ello.

  • Desarrollo de habilidades.

Otra de las ventajas que obtenemos al suscribir a prácticas profesionales es el desarrollo de habilidades blandas y duras. Desde la comunicación, hasta la capacidad profesional para adquirir, procesar y desarrollar información, tomar decisiones, trabajar en equipo y, por supuesto, aprender a utilizar la tecnología aplicada a nuestra área de formación.

La contabilidad para estudiantes, por ejemplo, está vinculada precisamente a ello, a que puedas desarrollar tus hard skills con las plataformas de contabilidad en la nube.

Si estás buscando dar el salto en tu formación como contable y esta info te resultó útil, no olvides compartirla en tus redes sociales.

Volver