Ventajas de la planificación estratégica

planificación estratégica

¿A qué nos referimos cuando hablamos de planificación estratégica? ¿Cómo puede serle útil a tu negocio? Te damos las respuestas en este artículo. ¡Seguí leyendo!

Las grandes empresas cuentan con una estrategia de planificación. Gracias a ella pueden proyectar los próximos años, asignar recursos y definir qué acciones realizarán para alcanzar los objetivos.

Hay quienes piensan que las pequeñas y medianas empresas no necesitan esta clase de proceso, dado que tienen menos recursos que administrar y un funcionamiento más simple. Sin embargo, esta es una equivocación. La planificación estratégica es igual de importante en un negocio pequeño.

Después de todo, tener una idea clara de hacia dónde se dirige tu organización puede ayudarte a establecer prioridades y hacer que tus esfuerzos se enfoquen en áreas que generen un mayor impacto en tu empresa.

Entonces, ¿qué es la planificación estratégica? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es la planificación estratégica?

La planificación estratégica es una herramienta de gestión que permite determinar hacia dónde quiere ir una empresa y qué acciones se deben realizar para lograr ese objetivo.

Sumado a ello, esta clase de iniciativa incluye todos los procesos para medir los resultados que se obtienen al ejecutar el plan de acción del negocio. Por lo que permite hacer un seguimiento para la mejora continua.

La estrategia de planificación le da una dirección clara a la compañía, basándose en dos principios:

  • El punto de partida. Es decir, dónde se encuentra la empresa en el presente.
  • El punto de llegada. Que consiste en definir hacia dónde se pretende llevarla.

Así, la planeación estratégica de una empresa ayuda a analizar e identificar su realidad actual y, con base en ello, diseñar objetivos futuros acordes a su capacidad. Todo lo que al final contribuye al crecimiento continuo del negocio.

Principales tipos de planificación estratégica

No hay una forma única de implementar esta clase de procesos en las empresas. Los diferentes tipos de planificación estratégica se danen función de los objetivos, recursos y capacidades de cada empresa.

Es decir que cada compañía elige de qué forma desarrollar su plan de negocio.

Sin embargo, existen algunos modelos que permiten comenzar a trabajar en la estrategia de planificación, gracias a la información que ofrecen. Entre los más destacados se encuentran:

  • Análisis FODA. Este es de los modelos más conocidos. El mismo consiste en identificar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades que tiene una empresa en un período de tiempo determinado. Por cierto, si querés profundizar en esta clase de análisis, no te pierdas esta nota.
  • Mapa estratégico. Este modelo de planificación estratégica es más bien una herramienta visual que permite comunicar el plan a todo el equipo con mayor claridad.
  • Cuadro de mando integral. Esta alternativa permite evaluar el funcionamiento de la compañía de manera global. Para ello, toma en cuenta tres perspectivas: la financiera, la de los clientes y la de los procesos del negocio.
  • Análisis de Brechas o GAP. Con este modelo se puede analizar la posición de la empresa dentro del mercado. Por ello, es muy útil para identificar hacia dónde quiere llegar la compañía y cómo achicar la brecha para alcanzar ese lugar.
qué es la planificación estratégica

¿Cuáles son las ventajas de la planificación estratégica?

Ahora que ya definimos qué es la planificación estratégica pasamos a sus ventajas. El simple hecho de iniciar esta clase de proceso supone un enorme beneficio para cualquier tipo de negocio. Veamos cuáles son los principales a continuación:

1- Conocer la realidad de tu negocio

Dijimos antes que el punto de partida en la planificación estratégica implica entender dónde se encuentra la empresa en el presente. Y en ello reside una de las principales ventajas de esta clase de proceso: poder conocer en detalle la realidad de tu negocio.

Tener una perspectiva más completa de la situación actual de tu compañía es vital para poder evaluar cualquier oportunidad o amenaza.

Al situar tus productos o servicios en contexto, conocer su rendimiento, vincularlos con las demandas actuales del mercado y la actividad de tus competidores, podés identificar qué mejoras son necesarias. Sobre todo, te ayuda a entender qué capacidades tenés para conseguir los resultados que querés alcanzar.

De alguna manera, la planificación estratégica es clave para iniciar cualquier proceso de transformación en una empresa. Ya que brinda datos precisos sobre la performance actual de los productos y servicios del negocio y, con base en ello, se pueden tomar decisiones más informadas.

2- Poder establecer objetivos de manera proactiva

¿Crees que se puede predecir el futuro? En el mundo de los negocios, la planificación estratégica se parece mucho a eso. Al establecer esta clase de proceso en tu empresa podés elegir con mayor cuidado los objetivos que querés alcanzar. De alguna manera, esto te permite proyectar cómo va a ser tu negocio en el futuro, en lugar de dejarlo librado al azar.

Esto es predecir lo que puede llegar a pasar con tu compañía en 3 o 5 años. Algo que, a su vez, ofrece otra ventaja asociada: prepararse para lo bueno, pero también para lo malo.

Así, tu organización puede estar en mejores condiciones de afrontar los cambios constantes en el mercado y mantenerse siempre un paso delante de la competencia.

Claro que hay escenarios que no se pueden anticipar. Antes de la llegada del Covid-19, nadie imaginaba que algo así podía pasar. Los planes de muchas compañías se vinieron abajo y solo la capacidad de adaptación a la nueva situación fue lo que mantuvo a los negocios a flote.

Por ello, hablamos de establecer objetivos de forma proactiva como una ventaja. Esto quiere decir tener la capacidad de determinar metas flexibles, que sean capaces de adaptarse a las situaciones cambiantes.

estrategia de planificación

3- Minimizar riesgos

La realidad demuestra que hay muchos factores de riesgo que podrían limitar el potencial de crecimiento de una empresa. Incluso, podrían hacer fracasar el mejor de los planes, como vimos antes con el tema de la pandemia.

Anticiparse a los riesgos y tomar medidas para reducirlos ayuda a proteger tu negocio.

Pero está claro que no es fácil hacerlo. Para ello, tener una estrategia de planificación puede ser de gran ayuda. Esta permite reducir la incertidumbre y las distintas amenazas que debe afrontar la compañía.

¿Cómo logra algo semejante la planificación estratégica de una empresa? Con medidas como las siguientes:

  • Análisis de la situación actual.
  • Evaluación de los posibles sucesos futuros que afecten a la empresa.
  • Propuesta de objetivos para el mediano y largo plazo.
  • Creación de cursos de acción para alcanzar estas metas.

Es evidente que no se puede estimar todo lo que va a pasar. Sin embargo, al planificar detalladamente los procesos internos del negocio, es más factible para la empresa reducir los riesgos por errores propios. Al mismo tiempo, puede disminuir el impacto de las amenazas externas.

4- Optimizar el uso de los recursos

Una de las claves para gestionar de manera adecuada un negocio consiste en optimizar el uso de los recursos. Básicamente, esto implica mejorar los procesos, haciéndolos más eficientes.

Precisamente, la planificación estratégica ayuda a realizar una mejor asignación de recursos y capacidades.

Debemos tener presente que no se trata simplemente de eliminar ciertos aspectos dentro de los procesos de la empresa. Utilizar mejor los recursos consiste en definir cuál es la manera más adecuada de llevar a cabo las actividades del negocio.

Así, en términos generales, se trata de aprovechar al máximo los recursos disponibles: hacer más, con menos.

A su vez, para poder establecer procesos más eficientes, es necesario conocer los objetivos que tiene la empresa. De esta forma, los recursos a utilizar serán los necesarios para llegar a tener éxito en tales metas.

5- Mejor coordinación de tareas y actividades

Sin duda, para optimizar el uso de los recursos en un negocio una de las claves está en mejorar la coordinación de tareas y actividades. En otras palabras, incrementar la eficiencia operativa de la empresa.

¿Cómo se logra esto? Con una adecuada estrategia de planificación que ayude a priorizar las operaciones que son cruciales para el cumplimiento de los objetivos y permita identificar aquellas que no son indispensables y que incluso se pueden suprimir.

Gracias a la planeación se puede establecer una estructura clara para coordinar y controlar las actividades internas de la compañía. A su vez, esto evita que se presenten arbitrariedades.

¿Qué quiere decir esto último? Que todo lo que se hace en la empresa tiene una razón de ser, está fundamentado en los objetivos y forma parte del plan de acción del negocio. Por lo tanto, tiene un impacto directo en los resultados.

Sumado a ello, la aplicación de una estrategia de planificación garantiza que la estructura se cumpla y que haya un control constante sobre las actividades que se realizan.

planeación estratégica de una empresa

6- Alinear a todo el equipo hacia el mismo propósito

Para quien está al frente de un proyecto de negocio el propósito es uno de los puntos de partida para lanzarse a emprender. Pero transmitir esto al equipo no es sencillo. La planificación estratégica lo facilita y por ello es la sexta ventaja de este listado.

Con una adecuada estrategia de planificación que tenga en cuenta la misión y visión del negocio es más fácil alinear a las personas hacia el mismo propósito.

Cuando el talento entiende la importancia de su trabajo en el cumplimiento de la misión y visión de la empresa es más sencillo que sus tareas tengan un sentido claro para ellos. De esta forma, es más probable que su propósito en la empresa también lo sea.

Así, al planificar tus procesos y las acciones a realizar, le estás dando a todo tu equipo un sentido de dirección. Cada persona en tu negocio comprenderá cómo sus labores cotidianas afectan los indicadores y contribuyen o no al cumplimiento del propósito de la organización.

En conclusión

Determinar qué es la planificación estratégica y cuáles son sus ventajas nos permite ver el impacto que tiene esta clase de medidas en los resultados del negocio. Es como trazar una hoja de ruta partiendo del lugar en el que estamos, hacia el destino al que queremos llegar.

Para poder atravesar este camino las herramientas que incorporamos son fundamentales. Algunas nos van a ayudar a optimizar el uso de todos nuestros recursos, mientras que otras nos van a permitir agilizar los procesos y hacer un mejor seguimiento de estos.

Precisamente, el software de gestión facilita todas estas acciones. La herramienta permite llevar adelante los distintos procesos y tareas en las empresas, administrar los recursos y medir los resultados. Todo ello de manera rápida, eficiente y preservando siempre la seguridad de la información.

Si aún no tenés integrado un sistema de gestión en tu empresa, esta es tu oportunidad. Visitá Xubio y conocé en detalle nuestra solución en línea para pequeñas empresas.

Compartilo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print
¡Haz clic para puntuar esta noticia!
(Votos: 1 Promedio: 5)