Nuevo año para emprendedores: cómo aprovecharlo al máximo

Ya está aquí, finalmente ha llegado. El 2020 es un hecho y este cambio de década nos da cierto impulso, es como un motor que puede ayudarnos a probar nuevas formas de hacer las cosas. Para aprovechar este empuje, hoy queremos proponerte algunos propósitos de nuevo año para emprendedores.

Al comenzar un ciclo nuevo, casi todos nos proponemos las mismas metas: ejercitarnos más, comer sano, aprender algo, relajarnos y disfrutar más. Por supuesto que esto es válido y súper importante para nuestra vida personal, pero ¿qué ocurre en el plano profesional? Sobre todo ¿cómo podemos aprovechar el 2020 para fijarnos metas que nos ayuden a hacer crecer nuestros negocios?

Trabajar desde la nube, una modalidad casi obligatoria en 2020.

Para los emprendedores, el nuevo año supone una oportunidad para afianzar sus negocios o llevarlos al siguiente nivel. Por ello, es importante proyectarse y responder a esta pregunta ¿dónde quieres estar al final de este 2020? Con ello en mente, ya puedes sentarte a definir tus propósitos para el inicio de esta década.

7 propósitos para emprendedores en este 2020

¿Qué resoluciones crees que están tomando las empresas más exitosas? ¿Cómo podrías llevar estas ideas a tu propio negocio? Preparamos un listado con 7 tendencias 2020 para emprendedores:

1- Actualizar tu web.

A esta altura es casi una obviedad decirlo, pero lo diremos de todos modos: tu presencia online es fundamental para el crecimiento de tu negocio. Es por ello que una página web obsoleta puede representar un verdadero peligro.

Con ello nos referimos a varias cuestiones: verificar si el diseño se adapta a todos los dispositivos, recuerda que cada vez son más las personas que navegan por internet con smartphones, de hecho el 52% del tráfico web proviene de dispositivos móviles; actualizar contenido; revisar enlaces y botones; mejorar la imagen y el diseño.

2- Mudar tu negocio a la nube.

Cada vez son más las empresas que deciden dar el salto a la nube y eso no es pura casualidad. Se trata de una ventaja competitiva de la que no puedes quedar al margen. Mudar tu negocio a la nube te permitirá ahorrar dinero, pero también ganar dinamismo e innovar.

El Cloud Computing permite un crecimiento visible, sin necesidad de preocuparte por aumentar el tamaño de la infraestructura. También ofrece la posibilidad de estar a un clic de distancia, en cualquier momento, lugar o desde cualquier dispositivo. La recolección de datos también se vuelve
más fácil, así como el análisis de esta información. Gracias a ello, se aceleran los procesos. Es importante destacar que puedes mudar todo tu negocio a la nube o bien, elegir un segmento, como por ejemplo, la parte contable. Esto hace que sea una apuesta que aporta flexibilidad a tu
negocio.

3- Conversar con tu audiencia.

Hace años escuchamos hablar de las redes sociales y su potencia para transformar las empresas. Hemos visto crecer a muchas compañías al calor de estas plataformas. Lo cierto es que para hacer un buen uso de este canal, la clave está en la conversación. Para ello, hoy tienes muchos recursos a tu alcance.

Ya no sólo se trata de tener un equipo de atención al cliente dedicado exclusivamente a la conversación en torno a tu marca en las redes, sino también, innovar a través de las nuevas tecnologías. Puedes incorporar inteligencia artificial, mediante chatbots en tus plataformas. Lo más interesante de esto es que es posible automatizar algunas interacciones con tu audiencia y, al mismo tiempo, combinar la acción del chatbot con la de los agentes de atención al cliente a través de un Live Chat.

Recuerda, además, que gracias a la inteligencia artificial hay un aprendizaje y por ello, interacción tras interacción se mejoran las conversaciones, hasta que el usuario ya no distingue cuando está interactuando con una persona o con un bot.

Actualizar tu web es una excelente forma de aumentar tus ventas y proteger tu negocio en línea.

4- Vender online.

Hay quienes, erróneamente, dicen que la tienda física ha muerto y que poco a poco la gente dejará de salir de casa a comprar lo que necesita. No tenemos la bola de cristal, ni podemos anticiparnos a lo que ocurrirá en los próximos años. Pero sabemos esto: si tienes una tienda física y no has incursionado en el universo de las ventas online, estás desaprovechando una gran oportunidad.

Sinceramente, no creemos que las tiendas físicas dejen de existir, porque los seres humanos seguimos disfrutando la experiencia sensorial que nos permite esta clase de sitios, eso de ver y tocar lo que estamos comprando. Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías, puedes unir
ambos mundos de manera armónica.

Puedes crear una tienda online que se complemente a tu tienda física. Ofrecer envíos para las personas que vivan fuera de tu ciudad y que quieran probar tus productos. De esta manera, tienes la posibilidad de expandir las fronteras de tu negocio. Al mismo tiempo, puedes valerte de las redes para llegar a un mercado más amplio y también, fortalecer la experiencia de compra en tu tienda física, gracias a todos los datos que obtienes a
través de las ventas online.

5- Invertir en tu equipo.

De algún modo, la productividad de tu negocio se basa en el nivel de compromiso y aptitudes de tu equipo. Por ello, uno de los propósitos de año nuevo para emprendedores es invertir en el personal de tu empresa. Con ello, nos referimos a: formación, capacitaciones in company, premios
o compensaciones por objetivos y por supuesto, salario emocional.

6- Revivir un proyecto abandonado.

El nuevo año para emprendedores puede ser una excelente oportunidad para revivir esa idea que dejaste en el fondo de algún cajón. Ya sea ampliar tu plantilla de trabajadores, expandir tu negocio a nuevos mercados, incorporar un nuevo servicio o producto dentro de tu cartera. Lo que sea que hayas tenido en mente y por alguna razón no hayas podido concretar, aprovecha el impulso del
inicio de año para reevaluarlo.

Tal vez sea de ayuda incorporar a otra para que desarrolle esa idea o, incluso, involucrar a todo tu equipo para buscar estrategias y lograr revivir ese proyecto abandonado.

7- Lanzar nuevo producto.

¿Y si te atreves a lanzar ese producto en el que vienes trabajando? Muchas veces no encontramos el momento oportuno para presentar al mercado la nueva propuesta de nuestro negocio. Posiblemente, no exista eso del “momento adecuado” y sea sólo una excusa para no afrontar el lanzamiento, tal vez por temor. Genera mucha incertidumbre lanzar algo nuevo, pero es necesario para saber cómo funciona.

Si vienes trabajando en un producto, pero no te atreves todavía a lanzarlo, que este se convierta en uno de tus propósitos 2020. Tienes varios meses por delante para afinar los detalles necesarios y hacer las mejoras que consideres.

¡Esperamos que estos propósitos de nuevo año te hayan motivado! Si quieres inspirar a tus colegas o simplemente te resultó útil este artículo, no te olvides de compartirlo en tus redes sociales.

Volver